CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (VI)

14 diciembre, 2011 at 8:45 Deja un comentario

  • Según artículo publicado por Daniel Millet en La Opinión de Tenerife el 14 de diciembre de 2011 bajo el título “´CASO TERESITAS´. Plasencia invirtió 5,5 millones de Las Teresitas en propiedades en EEUU. El empresario transfirió ese dinero a una cuenta de su hija en San Francisco para comprar “bienes inmobiliarios””:

Las investigaciones del caso Las Teresitas incluyen entre las pruebas del enriquecimiento de algunos de los implicados las inversiones en el extranjero justo después de la operación de la playa. Un apartado de los informes incluye los movimientos en las cuentas del constructor Antonio Plasencia y su entorno entre 2001 y 2003. Y en ellos se señalan específicamente los 5,5 millones de euros enviados en ese periodo a la cuenta de una hija de Plasencia en Estados Unidos “en concepto de inversiones inmobiliarias”.

“Sorprende que dicha cantidad salga de una cuenta personal de Antonio Plasencia, ya que lo habitual es que estos movimientos e inversiones monetarias tan elevadas lo hagan sociedades. Los 5,5 millones se reparten entre seis transferencias, de las que las más importantes son de Antonio Plasencia y varias de otras personas del entorno del empresario.

El dinero fue enviado a una cuenta de Bank of America en Novato, cerca de San Francisco, Estados Unidos. Solo entre junio de 2001 y mayo de 2002, esta cuenta de la hija de Plasencia recibió 2,5 millones de euros para invertir en la construcción. Es precisamente Estados Unidos el principal destino de las operaciones de Antonio Plasencia en el extranjero. Plasencia, imputado en la causa por prevaricación y malversación de fondos públicos como socio de Inversiones Las Teresitas (ILT), explicó ante la magistrada instructora del caso, Carla Bellini, que eran movimientos legítimos realizados gracias a sus negocios en la construcción. Plasencia insiste en sus declaraciones en que la compra por parte del Ayuntamiento del frente de playa era la mejor solución para Santa Cruz y que la operación se hizo de forma impecable, incluso con el apoyo unánime del pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz.

Sin embargo, la fiscal Anticorrupción María Farnés entiende que Plasencia y el otro socio de ILT, Ignacio González, negociaron presuntamente la venta al Ayuntamiento por 8.750 millones de pesetas aún a sabiendas de que el precio real del frente de playa era muy inferior, de 3.200 millones a lo sumo, e iba en contra del interés público.

Los informes policiales del sumario señalan asimismo que los Plasencia movieron al menos 102 millones de euros entre 2000 y 2003 que no figuran en los datos de Hacienda, una cantidad que se eleva a los 423 millones de euros entre 2000 y 2006 de las sociedades de la familia de Ignacio González.

  • Según artículo escrito por Daniel Millet en La Opinión de Tenerife el 14 de diciembre de 2011 bajo el título. “CASO TERESITAS´. Estimada señora Bellini. La magistrada del ´caso Las Teresitas´ recibió al menos nueve cartas de un informante anónimo que dio pistas a la policía”:

“He podido observar que ha ido por el buen camino”, escribe el anónimo a la magistrada instructora del caso Las Teresitas, Carla Bellini, en una carta en la que concluye: “Todos estos pensaron que todo el monte era orégano. Un abrazo”. Esta misiva y al menos otras ocho incluidas en el sumario de la causa corresponden a una misma persona, según creen los agentes de la Policía Judicial. Algunas las hizo a máquina de escribir, otras en el ordenador; en algunas se despide con un abrazo y en otras no, pero todas aparecieron en un sobre con etiqueta pegada, sin la menor pista sobre su procedencia y con textos que mezclan ironía, minuciosidad y una extraordinaria autoestima.

El anónimo cree saber absolutamente de todo, incluso de otros pelotazos pretéritos que pasaron inadvertidos a la Justicia y la opinión pública. La Policía Judicial se centró en lo estrictamente relativo a la compraventa de los terrenos de Las Teresitas y ahí encontró pistas claves, como la dirección del piso franco al que los González trasladaron abundante documentación procedente de la sede de Inversiones Las Teresitas.

Esta persona llega a relatar su versión de los hechos con una precisión novelesca. Relata de forma sintética cómo se gestó la operación de Las Teresitas, quienes dirigieron la estrategia y cómo utilizaron, siempre según su versión, las ganancias en otros negocios. Habla de otros casos, como el del Fórum Filatélico, así como llega a solicitar que también se investiguen las actividades urbanísticas del Ayuntamiento de Arona, otra causa precisamente en la vía judicial.

“Las relaciones entre el poder político y empresarial con abogados y periodistas están detectadas”, apunta en una de las cartas como jactándose de que todo ha sido por él. De hecho, en otra misiva el confidente escribe: “Si mi información no le parece verosímil, pregúntele a Farnés si los sobres anónimos con etiqueta pegada son fiables”.

Además de este anónimo, hubo otras fuentes confidenciales y hasta al menos dos testigos protegidos. Unas fuentes se citaron con los agentes y otras mandaron escritos. Los investigadores destacan que esta vía de los anónimos aportó “valiosos” datos sobre el complejo entramado societario que estudiaron a fondo.

  • Según artículo escrito por Belen Molina en Canarias Ahora el 14 de diciembre de 2011 bajo el título “CASO LAS TERESITAS | CONVERSACIÓN INTERVENIDA DEL ‘PEÓN’ DE IGNACIO GONZÁLEZ MARTÍN. ”Estoy metido en un agujero negro””:

La Policía Judicial considera que Felipe de Armas actuó en nombre del empresario tinerfeño en la creación de Inversiones Las Teresitas – Gastó más de 90.000 euros sin procedencia justificada entre 1998 y 2006.

“La culpa de todo es mía…metido en un…agujero negro”. Así confiesa estar Felipe de Armas Jerónimo a otra persona en una conversación intervenida por la Policía Judicial durante la instrucción del caso Las Teresitas. “Todo el proyecto, el plan de viabilidad… todo está firmado por mí, que fue cuando se decidió comprar…”

Felipe de Armas era en 1998 un trabajador de Ignacio González Martín en Vultesa, y posteriormente, a partir de 2003, en Promotora Victoria, empresa que participa de Inversiones Las Teresitas (ILT). González Martín era consejero de CajaCanarias cuando en junio de 1998 se aprobó conceder el crédito de 33 millones de euros (5.500 millones de pesetas) a ILT.

El asalariado del empresario no está actualmente imputado por cohecho pero sí por malversación de caudales públicos. Él fue quien abrió la puerta a los agentes de la Judicial cuando fue inspeccionada una oficina en Villalba Hervás, donde los González Santiago guardaban documentación que reveló que había una contabilidad B en varias sociedades de los empresarios (“yo llevaba todo lo negro en la empresa”, dice a su interlocutor), y sobre todo Felipe de Armas es considerado por la Fiscalía una pieza clave, otra más, en la operación de compra-venta de Las Teresitas, ya que fue él quien constituyó ILT junto con Antonio Plasencia, a su vez socio del consejero.

Lo explica en la conversación intervenida. “Me lo dijo a mí (Ignacio González) de hacer él todo eso (el proyecto y el plan de viabilidad), pero que figurara yo en lugar de él porque él no podía, porque era miembro de CajaCanarias, entonces figuré yo y Las Teresitas las compré yo”. “¿Que Las Teresitas aparecen a tu nombre?”, pregunta el interlocutor. “Sí, yo y el dueño de Promotora Punta Larga, el otro que es socio de él… después él renunció a CajaCanarias, al Consejo y entonces yo le vendí”.

De Armas Jerónimo tenía un sueldo anual de 10.982,32 euros en 1998, que subió hasta 17.704,04 euros en 2006. Un salario que, en todo caso, resalta la Policía Judicial, no se ajusta a los gastos registrados por Hacienda, con un desfase en ese periodo de tiempo, de 90.359,37 euros injustificados, entre los que se incluye la compra por 8.595 euros de una moto Honda de 750cc en 2002.

“Muchos talones y otras cosas”

Sin duda era un hombre de confianza. Estaba autorizado en 10 cuentas corrientes de Vultesa, 12 de Promotora Victoria, dos de Tinerjoya, y dos en la inmobiliaria PromoPalma S.A. Además es titular de dos cuentas en CajaCanarias, una de las cuales ha registrado movimientos nada acordes con los ingresos declarados. En esa cuenta tuvo un ingreso de 86.473,54 euros de los que no se conoce la procedencia.

“Hay muchos talones hechos al portador…y otras cosas, que pensarán que es para pagar a los funcionarios”…, confiesa Felipe de Armas en la conversación intervenida. En efecto, hay muchos cheques que cobra, pero lo que llamó la atención a los investigadores fue que el dinero conforme entraba, salía hacia otra cuenta. Es lo que ocurrió con 240.404,84 euros que tras pasar el 22 de diciembre de 2002 por una cuenta de Felipe Manuel de Armas fue a parar a otra cuenta en ING de González Martín. Ese mismo día hay una ampliación de capital de ILT, en la que Promotora Victoria aporta la cantidad mencionada.

Hay más talones investigados, entre 2002 y 2006, de los que no se conoce no origen ni destino del dinero, la mayoría de 4.721,24 euros, aunque también los hay por 30.000, 15.000, 12.000 y 6.300 euros.

Trasvases sin lógica

La policía sostiene que si se trata de trasvases de dinero de una cuenta a otra dentro del mismo grupo empresarial, “no tiene lógica mercantil” porque “lo más rápido y habitual es realizar una transferencia”. Por otro lado, añade la Policía Judicial, “pudiera ser una forma de obtener dinero en efectivo mediante el libramiento de cheques al portador, que los cobra Felipe Manuel, y poder realizar pagos en dinero B”.

El mismo día en que cobró un talón por 9.015,18 euros, ingresó la misma cantidad en una cuenta de Laboratorio González Santiago. Hay otros dos cheques por 3.005,06 y 6.010,12 que conformé los cobró Felipe Manuel fueron ingresados en cuentas de Multiruedas S.L. y Complejo del Carmen, ambas vinculadas también a Ignacio Martín o sus hijos.

A ello hay que sumar “las anomalías encontradas por los sucesivos ingresos en efectivo, ya que no tienen justificación económica, pudieran ser percepciones del trabajo en dinero negro”.

No parece que haya duda, a tenor de las conversaciones intervenidas a Felipe Manuel de Armas, de que comenzó a angustiarse y a temer acabar en la cárcel a raíz de que fue llamado a declarar como testigo en 2007 y salió imputado. “Tengo ataques de ansiedad todos los días”, afirmaba en una de las conversaciones investigadas, hasta el punto de necesitar la ayuda de un psiquiatra que, según dijo, le costaba 300 euros en un mes.

  • Según artículo escrito por Noe Ramón en Canarias Ahora el 14 de diciembre de 2011 bajo el título “CASO LAS TERESITAS | LOS ENTRESIJOS DE LA OPERACIÓN. Un cheque multimillonario y a última hora”:

Junto con el del préstamo de Inversiones Las Teresitas se firmó otro sospechoso de corresponder a comisiones.

El cheque con el que Inversiones Las Teresitas (ILT) compró los terrenos de la playa en el año 1998 por 33 millones de euros (5.500 millones de pesetas) se emitió a última hora de la tarde un viernes. Minutos después se preparó otro por importe de 1,2 millones de euros (200 millones de pesetas). La policía sospechó que dada la hora en la que fueron preparados, el último podría tratarse de un presunto pago de comisiones. Por ello se tomó declaración al empleado de CajaCanarias, Jesús Díaz Martín, quien confesó que le llamó la atención la inusual cantidad de 5.500 millones de pesetas (33 millones de euros) y que estuviera relacionada con la Junta de Compensación de Las Teresitas.

Tras formalizar este trámite el director de la oficina principal llegó con otro recibo por importe de 1,2 millones de euros (200 millones de pesetas). Lo cierto es que ambos documentos han desaparecido físicamente y por ello, tras realizar diversas ìndagaciones prevaleció la versión de que el segundo cheque era un préstamo para pagar la adquisición de unas naves industriales en Güímar que fue aprobado en la misma reunión en la que se dio el visto bueno a crédito a ILT. El empleado de la Caja que expidió el documento fue citado a declarar ante la policía judicial. Durante esta comparecencia admitió que le llamó la atención el importe del primer cheque “ya que no estaba acostumbrado a hacerlos por cantidades tan abismales” y que estuviera relacionado con la Junta de Compensación de Las Teresitas, “dado que en esa época estaban saliendo continuamente noticias en los periódicos en los que se recogía la oposición de los vecinos a que se urbanizara el frente de la playa”. Al rato el director de la Caja llegó con otro cheque de más de 200 millones de pesetas. “Ahí no recuerdo más datos porque además era la hora de la salida. Ese también lo extendí yo mediante el ordenador y el impreso lo firmó el director de la oficina y yo”.

En esta misma entidad bancaria mantenían cajas de seguridad algunas de las personas relacionadas con este caso como es el presidente de la entidad Rodolfo Núñez; Ignacio González, hijo; Lucas Fernández:; los hijos de Antonio Plasencia o Mauricio Hayek. En referencia a este último se indica en el informe policial que los accesos los realizaba siempre su sobrino y abogado, Juan Pedro Ojeda Hayek. En concreto desde 1996 a 2008 accedió en 315 ocasiones en alguna de las cuales coincidió con los investigados. La policía no deja de llamar la atención sobre el hecho de que las visitas se dan en el mismo día, en algunas ocasiones a escasos minutos de diferencia lo que podría implicar que incluso permanecía en el mismo momento en la sala de la caja de seguridad. En otras ocasiones se producen en días hábiles consecutivos.

El mayor número de coincidencias se dan en el año 2001 y en 2003. En la primera fecha se dan las negociaciones y reuniones tendentes a la compraventa del frente de la playa la recalificación de los terrenosa del Valle de Las Huertas y aledaños. En ese momento se aprecian coincidencias en los accesos en las cajas de seguridad por parte de González y el sobrino de Hayek. En fechas semejantes también están a la vez el empresario y Fernández. El año 2003 destaca por ser la fecha en que se efectúa el pago de la segunda parte del importe de la compraventa y es cuando las coincidencias se producen con Núñez, González y una hija de Plasencia. La policía considera “muy significativo” que tras la interposición de la querella por parte de la Fiscalía Anticorrupción a finales de 2006 ya no se produzcan más coincidencias durante el año 2007, precisamente cuando más accesos realiza Hayek.

Los investigadores recuerdan que el uso de cajas de seguridad es una modalidad “harto empleada” en la investigación de los delitos patrimoniales con el fin de ocultar y mover los capitales sin que quede constancia de la cuantía, origen ni destino de los mismos. “Habitualmente los investigados por blanqueo de capitales justifican la contratación de estas cajas de seguridad alegando que guardan en ellas documentos de alta importancia, joyas familiares y demás, obviando, que no tienen depositado dinero pues no pueden justificar su origen ilícito. Así por ejemplo los sospechosos acuden a las cajas de seguridad, retiran el dinero y posteriormente el destinatario de los fondos puede ir a su propia casa a guardar los fondos dinerarios recibidos”.

Anuncios

Entry filed under: CORRUPCIÓN URBANÍSTICA, EMPRESARIOS CORRUPTOS, POLITICOS CORRUPTOS, TENERIFE.

CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (V) CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (VII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Páginas

Entradas recientes

Blog Stats

  • 92,104 hits

A %d blogueros les gusta esto: