CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (II)

11 diciembre, 2011 at 17:45 Deja un comentario

  • Según artículo escrito por Noe Ramón el 5 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “Miguel Zerolo multiplicó por diez su inversión en la compra de una finca en La Tejita”:

La policía ve indicios de “pelotazo” y sospecha que el exalcalde pudo disponer de información privilegiada.

El exalcalde de Santa Cruz de Tenerife, el nacionalista Miguel Zerolo, multiplicó por diez la inversión que desembolsó por la compra de una finca rústica situada en La Tejita que adquirió con premios de la lotería. En concreto, el exedil pagó por estos terrenos 52.500 euros y seis años después los vendió por 668.227. Las investigaciones policiales determinaron que si bien este terreno apenas poseía valor en el momento de la adquisición, el hecho de que se aprobara un convenio de compensación mediante permuta por otros solares situados en La Jurada calificados de urbanizables dieron lugar a que su valor creciera de forma considerable. En principio el uso iba a ser comercial pero posteriormente fue residencial lo que aumentó aún más su cotización.

La vendedora era una persona mayor que según las investigaciones policiales “debería” ser conocedora de la compensación que iba a recibir por sus terrenos, puesto que aparece como firmante del convenio en julio de 2000. Sin embargo, acto seguido se añade que “teniendo en cuenta la avanzada edad de la señora y suponiendo su desconocimiento de asuntos urbanísticos, es lógico pensar que ante cualquier operación de esta envergadura, solicitase el consejo de alguien de confianza de su entorno familiar, más joven y con más entendimiento y conocimiento de estos asuntos”. Esta persona fue su sobrino, para quien la policía, “lejos de velar por los intereses de su tía, es quien le ista a venderle a él y a Zerolo sus propiedades por un precio notablemente inferior al que objetivamente tendría, consiguiendo para sí y para su amigo -el exalcalde- una considerable ganancia económica”.

Lo desfasado del valor de compra resulta a juicio de los investigadores “evidente” sin necesidad de llevar a cabo ninguna peritación o tasación. “Simplemente hemos de fijarnos en el precio por el que se vendieron posteriormente los terrenos urbanos de la Jurada y la enorme plusvalía que generaron. Es lo que coloquialmente se conoce como un pelotazo”, indica el informe policial. Esta aseveración se refuerza aún más “por un hecho clarísimo. Ninguno de los dieciocho restantes poseedores de terrenos en el Plan Parcial Montaña Roja vendió su porcentaje con anterioridad al año 2007, momento en el que el empresario Amid Achi adquirió toda la manzana por un precio global de 14 millones de euros”. De esta manera cada uno de los restantes vendedores recibió una cantidad más de diez veces superior a la que pagó Zerolo.

“Por todo lo dicho, la única explicación posible es que el sobrino se prevalió de su relación de parentesco y de confianza que tenía con la vendedora, dado que era administrador de su patrimonio y el que llevaba el papeleo. Aprovechándose de esta confianza, instó a su tía a que les vendiese dicha finca por un precio fuera de toda lógica de mercado”. A ello se une la amistad que el sobrino tiene con Zerolo, “dado que podrían haber mantenido en algún momento intereses comunes”. Para la policia quedan pocas dudas de que dado que el exalcalde también se embarcó en este negocio “podemos considerar que obtuvo un importante aprovechamiento y considerable lucro en esta operación inmobiliaria”.

Además, el aún imputado también pudo obtener, “el afloramiento de una cantidad de dinero que supuestamente provenía de unos décimos de lotería premiados en el año 2001”. La policía, sin embargo, tiene serias dudas de que efectivamente el exalcalde fuera agraciado con estos premios: “Hemos de recordar que esta es una tipología clásica de blanqueo de dinero y que el periodo 2000-2001 es el de mayor importancia en la tramitación de la operación de compraventa del frente de la playa”.

Existen también sospechas de que Zerolo dispuso de información privilegiada a la hora de saber los pormenores de la operación urbanística antes de que fuera hecha pública. De hecho, la compra se ratifica tan sólo un día después de que sea expuesta en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Granadilla de Abona.

  • Según artículo escrito por Belen Molina el 4 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “Los negocios en ultramar de Zerolo”:
La Policía Judicial cree que uso testaferros para invertir en tabaqueras y en negocios inmobiliarios en Cuba, Venezuela, Nicaragua y México, entre otros países.
 
Plantaciones de tabaco en Cuba y en Nicaragua, inversiones hoteleras en Brasil, inversiones inmobiliarias en República Dominicana, Uruguay, Cabo Verde, Venezuela, y también en México, concretamente en Baja California, Ribera Maya y Cozumel. Estos son los negocios de Zerolo que la Policía Judicial ha rastreado fuera de Canarias, sin poder evaluar el montante de los mismos.

En uno de los informes unidos al sumario, los investigadores de la Policía Judicial destacan que en esos negocios inmobiliarios en México, Zerolo no estaría solo, sino que también participarían Julio Bonis (ex consejero del Gobierno de Canarias por CC); los arquitectos Juan Manuel Palerm (vinculado al polémico PGO de Santa Cruz de Tenerife) y Teómino Rodríguez Hermoso, sobrino de Miguel Hermoso, y Jorge Bethencourt, periodista estrechamente vinculado al ex alcalde.

Bethencourt y Julio Bonis tienen cuentas bancarias y residencia legal en México, el primero en el Distrito Federal y el segundo en Baja California. La Policía Judicial concluye que Zerolo se habría valido de ellos para llevar a cabo inversiones, pero sin que su nombre apareciera, lo que hizo sospechar de una posible blanqueo de capitales, aunque en los informes no se sospecha de que los negocios en si puedan ser ilegales.

De acuerdo con la investigación judicial, Zerolo viajó a Cuba en el año 2000. No lo hizo solo, sino acompañado de su amigo Jorge Bethencourt. Desde 2001 y hasta 2006, Zerolo ya no fue al país caribeño, sino que lo hizo el periodista, hasta 12 veces, cinco de ellas en 2004. En 2001, aprovechó uno de los viajes a Cuba para dar un salto a Venezuela.

A criterio de los investigadores, “dada la proximidad en las fechas en que viaja dentro del mismo año, se podría descartar que los viajes lo fueran de placer, más bien aparentan viajes con la intención de controlar algún tipo de negocio”.

La Policía Judicial también da cuenta de un hospedaje de Zerolo en un hotel madrileño, muy frecuentado por el ex alcalde y por Bethencourt, ambos catalogados como clientes VIP, y en el que en marzo de 2006 coincidieron entre otros conocidos, con Félix de la Calle Montalvillo, un empresario canario con negocios en Nicaragua, y Luis Zamorano Tais, relacionado con la sociedad Tabacos La Nubia. El personal del hotel declaró que sus conversaciones se relacionaban con el desarrollo de negocios en Cuba.

Sin embargo, no constan oficialmente cuentas abiertas en la isla a nombre de Zerolo ni de ninguno de sus allegados. Las autoridades cubanas no descartan que puedan haber establecido negocios de forma directa con españoles afincados allí.

En la investigación también se ha vinculado a Zerolo con inversiones inmobiliarias en Cabo Verde y hay constancia de las negociaciones en 2006 de Bethencourt con autoridades senegalesas para poner en marcha una plantación de jatropha para obtener biodiesel, pero el negoció no cuajó “por las excesivas contraprestaciones exigidas por el Gobierno senegalés”.

En esa ocasión, el amigo de Zerolo actuó en nombre de Aurantia, empresa creada en Madrid por Rafael Naranjo cuando la empresa Sufi, de la que era directivo, fue comprada por Sacyr-Vallehermoso. Sacyr ganó en 2007 el concurso para la privatización de la empresa pública de aguas de Tenerife, Emmasa.

  • Según artículo escrito por Belén Molina el 4 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “La Policía Judicial sospecha de la compra-venta de Azul Televisión”:

Se investigó a Jorge Bethencourt como posible testaferro del alcalde en esa operación.-El periodista dice que fue imputado por su amistad con Zerolo.

La Unidad de Delincuencia Económica y Financiera y la Unidad de Blanqueo de Dinero de la Policía Judicial investigaron al periodista Jorge Bethencourt como posible testaferro de Miguel Zerolo en la compra de Azul Televisión, empresa que acabó en manos de Ignacio González Santiago y en los negocios del ex alcalde en el extranjero.

En la compra de Azul TV se habría movido dinero procedente de Santa Cruz Park, empresa que explotó varios años el Parque Marítimo, un dinero que los policías sospechan que podría tener origen a su vez en el cobro ilegal de comisiones.

Esta es una de las 12 piezas separadas que han surgido conforme se instruía el caso las Teresitas. Bethencourt aparece en el entorno de Zerolo como uno de sus hombres de paja. Habría intervenido en la compra de ese canal con un dinero cuya procedencia no se ha podido esclarecer.

Bethencourt no es un cualquiera en la instrucción de la causa. Fue asesor personal de Zerolo en el Ayuntamiento durante once meses, hasta que en ese trabajo para dedicarse a la actividad privada, según sus propias palabras. Entró en la sociedad Santa Cruz Park Tenerife, que explotaba el Parque Marítimo, en 1996, lo que le convirtió al tiempo en socio de Even Park, la sociedad que explotaba las fiestas del Parque. En 2006 Santa Cruz Park Tenerife se traspasa a Santa Cruz Park.S.L, empresa de Bethencourt y José Valentín Álvarez.

Así mismo, figura en el consejo de administración de otras tres sociedades, entre otras, BG Comunicaciones, hermana de la Agencia de Prensa BG, S.L., con sucursal en México D.F.

150.000 euros perdidos

De acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria, en agosto de 2001, poco antes de la operación de Las Teresitas, Jorge Bethencourt compró el 75% de las participaciones de Azul TV por 252.425,08 euros (42 millones de pesetas), lo que llama la atención “porque las participaciones aparentemente valen 4.507,49 (75.000 pesetas), es decir, el valor nominal”.

Más curioso resulta que en diciembre de 2002, solo 16 meses después, Bethencourt vendiera esas participaciones a IGAN Inversiones S.L., empresa de Ignacio González Santiago, por 102.172,05 euros, es decir, que perdió 150.253,02 euros. IGAN Inversiones tenía por objeto social todo tipo de actividad constructora, pero un día antes de la compra de participaciones, amplió ese objeto social a una actividad diametralmente distinta, la “instalación, creación y plantación de canales privados de televisión”.

Azul Televisión acabó siendo adquirida en 2004 por la Editorial Leoncio Rodríguez (El Día).

En esa venta en la que Bethencourt perdió 150.000 euros, y que la policía sostiene que puede deberse a un blanqueo de capitales, también aparece Grupo de Medios de Tenerife S.L., empresa que gestionaba Azul TV y que pertenecía a otro periodista, Lucas Fernández, también gran amigo de Zerolo.

Dinero para un cuñado del ex alcalde

El 28 de septiembre de 2001, Grupo de Medios de Tenerife realizó una transferencia a favor de Azul TV por 30.050,61 euros, y cinco días después, Azul TV “devolvió” 25.621,15 euros (se quedó con 4.429,46 euros). Acto seguido, esos 25.621,15 euros fueron reenviados a Comunidad de Bienes R&H Abogados, entidad vinculada a Luis Rodríguez Muñoz, cuñado de Miguel Zerolo. Es lo que la policía judicial define como “una operación triangular”.

Pese a que Ignacio González Santiago compró Azul TV en 2002, su hijo Pedro ya figuraba como su administrador desde 2001, igual que IGAN figura como propietaria de Azul TV en la declaración del impuesto de sociedades de ese año.

Otro dato “sorprendente” apoya este supuesto, y es que la cuenta corriente de Azul TV S.L., en la que figura como autorizado Jorge Bethencourt, presentaba su primer movimiento el 3 de octubre de 2001, y el último, el 16 de octubre de ese año. “Se refuerza el hecho de que IGAN ya era propietaria de Azul TV desde el año 2001”, concluye la policía.

Deudas no reclamadas

En su declaración ante la magistrada Bellini, Bethencourt afirmó que pidió dinero prestado (“tres, cuatro, cinco millones de pesetas”, no recuerda exactamente) a su socio en Santa Cruz Park (empresa que explotó el Parque Marítimo hasta 2006), José Valentín Álvarez, para el pago de deudas de Azul TV, pero no sabe si ese dinero salió de la empresa que compartían. También sostiene que pidió dinero a su padre y a otros amigos.

Así logró reunir 20 millones de pesetas que le entregó a Lucas Fernández para pagar las deudas, cantidad que asegura que todavía debe pero que ninguno de sus deudores le ha reclamado por la confianza que le tienen. A la pregunta de si ese dinero se lo entregó Miguel Zerolo para que comprara Azul TV, y una vez vendida dicha empresa darle licitud al dinero recibido ilícitamente, respondió que no.

Eso fue todo, afirmó. Niega haber comprado Azul TV por 42 millones, sino que solo asumió la deuda por 20 millones y recobró 17 con la venta.

Zerolo, solo un amigo

El posible blanqueo de dinero con la compra de Azul TV, del que se acusaba a Bethencourt y Lucas Fernández, ha sido sobreseído provisionalmente, lo que varios abogados de la acusación popular ya han afirmado que recurrirán antes del 28 de mayo próximo.

En su declaración ante la magistrada, Jorge Bethencourt sostuvo que en la compra de su ático en un emblemático edificio del centro de la capital tinerfeña, el Beleyma no hay una inversión oculta de Zerolo, que pagó la entrada de 75.000 euros con un talón y el resto, hasta 500.000, los asumió en una hipoteca que sigue pagando.

Asimismo, negó tener ninguna relación económica con el político nacionalista ni en España ni fuera de ella. A la pregunta de su abogado defensor de si creía que estaba imputado por su amistad con Zerolo, respondió “no me cabe ninguna duda”.

Según artículo escrito por Belén Molina el 3 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “Plasencia dio a Rodolfo Núñez cuatro millones de euros en cuatro años”:

La investigación patrimonial de ambos revela trasvase de dinero del empresario de Inversiones Las Teresitas al ex director de CajaCanarias.

Antonio Plasencia, uno de los propietarios de Inversiones Las Teresitas (ILT.SL), y el ex presidente de CajaCanarias, Rodolfo Núñez, tuvieron relaciones societarias a partir de 2002, pero hasta que se produjo esa asociación formal y durante cuatro años antes, Núñez recibió de Plasencia 3.974.916,6 euros injustificados, según dos informes de la Policía Judicial y contenidos en el sumario del caso Las Teresitas.

Los informes, elaborados por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal y la Brigada Provincial de la Policía judicial por petición de la fiscal anticorrupción, María Farnés Martínez, dieron lugar a la investigación de los patrimonios de Antonio Plasencia, Rodolfo Núñez Ruano, Álvaro Arvelo (director de CajaCanarias), y Nicolás Álvarez García, consejero, vicepresidente y vocal de la Comisión Ejecutiva de la entidad bancaria, y uno de los que votó a favor de la concesión de 5.500 millones, en un préstamo de alto riesgo, a ILT.

La investigación no es completa porque faltan datos de Hacienda y de entidades bancarias. Pero sí está acreditado que antes de que la Promotora Punta Larga de Plasencia participara de la ampliación de capital de Ilsamar S.L., una sociedad mercantil propiedad de Rodolfo Núñez, hubo sustanciosos trasvases de dinero entre ambas, y también a Binter, de la que Núñez es vicepresidente y su Ilsamar S.L. participa con un 49,81%.

Ilsamar como instrumento

“El análisis global de las cuentas de D. Rodolfo Núñez y su comparación con los datos facilitados por la AEAT (Agencia Tributaria), acredita que durante periodo comprendido entre 1998 y junio de 2002 desde el entorno del imputado D. Antonio Plasencia, se ha trasferido la cantidad de 3.974.916,6 euros, dinero a Ilsamar Tenerife y Binter Canarias a cuentas del entorno de D. Rodolfo Núñez, sin que dichos traspasos se puedan justificar”.

La Policía Judicial va a más y puntualiza que “utilizando como instrumento a Ilsamar Tenerife S.L., desde el entorno de D. Antonio Plasencia se transfiere dinero a cuentas de la mercantil Binter Canarias S.A. durante un periodo de tiempo en el que no existía ni vinculación societaria ni relación comercial que pudiera justificar dichas transferencias”.

Ilsamar fue creada en julio de 1998, “un mes después de la concesión del préstamo a Inversiones Las Teresitas”. Según el registro mercantil, es una inmobiliaria, pero “durante los primeros cuatro años de existencia no presenta apenas actividad (hasta junio de 2002), apreciándose, por tanto, una clara conexión temporal entre los hechos objetos de investigación y las presuntas irregularidades detectadas”, se afirma.

En diciembre de 1998, Rodolfo Núñez recibió más dinero de Plasencia: un cheque por 3.180.000 pesetas (19.080,76 euros) que fueron directamente de la cuenta corriente de uno a la del otro.

Falta de pruebas

Pese a que queda acreditada la relación entre el empresario de ILT y el ex presidente de CajaCanarias, la fiscal María Farnés solicitó por falta de pruebas el sobreseimiento provisional de los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos de los que acusaba a Núñez Ruano y Álvaro Arvelo, de quien la investigación solo pudo detectar el cobro de 36.000 que le hizo llegar Hormigones La Concretera S.L., otra empresa de Plasencia.

En cuanto a Nicolás Álvarez, no se destaca nada patrimonial, más que tiene 16 cuentas con movimientos poco relevantes, pero si se reseña que presionó a Amid Achi, empresario que fue miembro del Consejo de Administración de CajaCanarias, para que votase a favor de la concesión de los 5.500 millones de pesetas a ILT, a lo que en principio se oponía. La concesión de ese préstamo fue clave en la operación.

Contra este sobreseimiento cabe recurso antes del 28 de mayo, fecha tope establecida por la magistrada del TSJC, Carla Bellini, dada la abundante documentación, en torno a 45.000 páginas en 18 tomos.

  • Según artículo escrito por Noe Ramón el 3 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “Parejo utilizó una empresa de la República Dominicana para ”desviar u ocultar” dinero”:

La Policía detectó salidas de un millón de euros y entradas de alrededor de 250.000 entre 2001 y 2005 en la empresa propiedad del ex edil de Urbanismo.

El informe realizado por la policía judicial sobre la actividad económica del exconcejal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Parejo, determina que junto con Pedro Cobiella, presidente de Hospitén, eran propietarios de la empresas Acuigigantes Dominicana SL, dedicada a las actividades de piscicultura y acuicultura en este país. Los policías determinan que se utilizó a la mercantil Hospitén República Dominicana, “para que Manuel Parejo ocultase o desviase dinero que podría haber obtenido por su participación en los hechos investigados”, en referencia a la adquisición por parte del Ayuntamiento del frente de la playa de Las Teresitas en el año 2001.

Curiosamente la sociedad se funda este mismo año y además su domicilio social resulta ser la Clínica Hospitén Rambla en la calle Méndez Núñez, donde Parejo trabaja como psiquiatra. Los investigadores llaman la atención sobre dos hechos: Primero la vinculación de Cobiella con la acuicultura y pisicultura, “que se sale de su perfil profesional” y por otro que una empresa dedicada a esta actividad tenga su sede social en un recinto hospitalario. Durante su declaración ante la juez, Carla Bellini y la fiscal Anticorrupción, María Farnés, hace algo más de un año y medio, el exconcejal negó de forma rotunda tener ningún tipo de vinculación con esta empresa.

La policía detectó numerosas salidas y entradas de divisas hacia o desde la República Dominicana, Estados Unidos y Francia. En concreto, entre los años 2001 y 2005 salió casi un millón de euros y entraron alrededor de 250.000. Estos valores llevan el nombre de “invisibles” en referencia a los bienes intangibles que no son mercancías. Pero lo curioso es que es mayor el volumen que se mueve por el primer concepto que por el segundo. De hecho, el flujo de bienes invisibles que se cuantifica en este período es de 1,4 millones de euros igual al capital social, lo que para la policía puede implicar que se llevó a cabo una salida de fondos hacia el exterior. “Extremo que se demostraría si se tiene en cuenta que la actividad comercial de la empresa no se corresponde con la declarada a Hacienda”, apunta el informe.

“Todos los datos señalados nos indican que Manuel Parejo y su entorno, concretamente su hijo, pudieran estar utilizando esta vía para establecer un flujo de entrada y salida de dinero de España, que podría tener un origen desconocido y que al entrar en el flujo comercial de esta empresa se propiciaría su afloramiento y se ocultaría el verdadero propietario de dicho dinero”, se indica en la investigación. La empresa además siempre declaró pérdidas y que no contaba con ingresos de ningún tipo. También se resalta que pese a que se creó con un capital de 8 millones de pesetas apenas dos años más tarde a través de sucesivas ampliaciones de capital, los fondos ascendían ya a 1,5 millones de euros.

“Por ello podríamos estar ante una empresa que se hubiera creado para una doble función: una de ellas sería la actividad comercial que al principio parece tener y por otro lado, para a través de diversas ampliaciones de capital, desviar fondos al exterior. Esta doble función queda refrendada con las adquisiciones de material destinado a la actividad para la que se constituyó esto es la acuicultura, dándole así apariencia de funcionamiento normal. Sin embargo, quedaría bajo sospechja en estas ampliaciones de capital los ingresos en cantidades fraccionadas que podrían tener apariencia de ingresos comerciales, pero que no es así puesto que en España no tienen actividad comercial”, se indica en el informe policial.

Según artículo escrito por la redacción de Canarias Ahora el 3 de diciembre de 2011 bajo el título “La esposa de García Gómez mandó 30.000 euros a islas Cayman”:

Ginecóloga de profesión, declara un salario de 2.100 euros al mes, pero compró cuatro pisos y en 2001 acciones cotizadas en Bolsa por 17.000 euros.

La esposa de José Emilio García Gómez, ex alcalde de Santa Cruz de Tenerife y concejal del PP en la oposición durante la operación de compra-venta de Las Teresitas registró una importante actividad inmobiliaria y de inversión en Bolsa a partir del año 2001, según se refleja en el sumario abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) para investigar posibles delitos de cohecho, prevaricación y malversación de caudales públicos. María del Pilar Vázquez Santos compró cuatro pisos, invirtió en valores bursátiles y depositó 30.000 euros en una cuenta especial en las Islas Cayman.

A pesar de haberlo negado en octubre de 2009 durante su declaración como testigo ante la magistrada Carla Bellini y la fiscal anticorrupción, María Farnés Martínez, la esposa de José Emilio García Gómez colocó en Islas Cayman 30.000 euros el 13 de diciembre de 2002 suscribiendo un depósito denominado BBVA Preferentes S/F, bajo la referencia de valores número 7313244. Lo hizo a nombre de sus padres, aunque figurando ella como administradora de la operación, que fue comunicada al Banco de España por BBVA International Limited, con domicilio en las Islas Cayman.

Con unos ingresos como ginecóloga o como administradora de unos laboratorios que Pilar Vázquez cifra ante la juez entre 1.300 y 2.100 euros al mes, sin percibir otros beneficios empresariales, la esposa de García Gómez pudo adquirir estos años hasta cuatro pisos en Santa Cruz de Tenerife mediante la aportación de cantidades en concepto de entrada más hipotecas compartidas con sus hijos. Además, Vázquez realizó inversiones en valores bursátiles que, en concreto en el año 2001 fueron de 17.000 euros, en 2002, 7.000, y en 2003, 4.000 euros, siempre según el sumario de Las Teresitas.

Su esposo, que declaró ante la juez en calidad de imputado, dijo desconocer las operaciones inmobiliarias e inversoras de su mujer, que en todo caso las hacía ella con su propio dinero.

La magistrada no ha apreciado el delito de cohecho en los imputados, por lo que ha procedido al sobreseimiento parcial del mismo.

 

  • Según artículo escrito por Noe Ramón el 2 de diciembre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “Zerolo llegó a pasar 28 meses sin sacar dinero de sus cuentas bancarias”:

Su esposa adquirió dos locales en un edificio propiedad de Plasencia el mismo año que el ayuntamiento compró el frente de playa.

En el pormenorizado estudio de las cuentas del exalcalde de Santa Cruz de Tenerife Miguel Zerolo realizado dentro del conocido como caso Las Teresitas la policía llama la atención sobre la escasa cuantía de los reintegros bancarios que realiza durante largos espacios de tiempo teniendo en cuenta que se trata de una familia de cuatro miembros.

“Por tanto se puede concluir que ante la escasez de reintegros durante períodos de tiempo prolongados, la unidad familiar ha tenido que disponer de recursos de origen desconocido para el uso diario de dinero en efectivo que realiza cualquier persona”, recoge los investigadores sobre la economía familiar de Zerolo.

De hecho, se localizaron periodos de hasta 28 meses en los que no se produjo ningún movimiento, con lo cual se supone que la familia vivía en ocasiones con apenas 300 euros al mes. De la suma total se desprende que hay 56 meses en los que apenas se gastaron 1.000 euros al mes. “Esta conclusión es un indicio que verifica la hipótesis de que el exalcalde pueda disponer de dinero en efectivo de desconocida procedencia”.

Sin embargo el nivel de vida de Zerolo era elevado. Así disponía de un servicio doméstico que costaba 550 euros al mes, es socio de un club de golf y el hijo mayor estudia en una Universidad Privada en Madrid y reside en un Colegio Mayor. Su hija estudia en un colegio privado de la isla. Por el contrario una empresa de la mujer de Zerolo pese a ser considerada de mediano tamaño posee cinco cuentas corrientes, “en las que se aprecia una dinámica de movimiento circular de dinero que a veces se ingresa en efectivo, de algunos de los cuales se desconoce su origen”.

La policía llama la atención sobre el hecho de que el mismo año que el Ayuntamiento adquirió el frente de Las Teresitas, a la empresa Inversiones Las Teresitas, de las que Antonio Plasencia era uno de sus socios la esposa de Zerolo adquirió dos locales comerciales en el edificio propiedad de este último. Estos locales fueron adquiridos por 584.000 euros, dentro de un crédito de cerca de un millón de euros, que curiosamente es la cifra por la que se tasaron los locales, no se sabe si por un error en la base de datos de la AEAT. La policía sin embargo apunta que la diferencia entre ambas cantidades puede ser un pago de Plasencia a Zerolo. Otro hermano del exalcalde adquirió también tres locales para restauración en el mismo centro.

La policía determina que el político compró hasta seis vehículos y parte de ellos los abonó en efectivo. Zerolo constituyó la empresa Meunque que es propietaria de un terreno en la Tejita de 19 hectáreas y catalogada como paraje protegido pero que fue objeto de un convenio urbanístico por medio del cual se cedía a los propietarios terrenos en San Isidro. El plan parcial fue dado a conocer apenas un día antes de que Zerolo comprara la finca rústica. El solar, además, fue adquirido a través de dos abonos obtenidos por la lotería que suman casi 60.000 euros.

Curiosamente uno de los boletos premiados fue comprado en Guía de Isora. Además se desmonta la versión de que Zerolo invirtió parte del dinero cobrado por el Gordo en la lotería del Niño como se argumentó desde el Gabinete de Prensa. Por el contrario las investigaciones determinan que los dos premios fueron cobrados el mismo día, además la policía pone en solfa las explicaciones del exalcalde sobre cómo cobró las loterías. También fueron investigados los pagos a Azul Televisión que coincide con la operación de compra de Las Teresitas, a igual que ocurre con otras operaciones con diferentes empresas.

En el sumario aparece también la posibilidad de que el exalcalde sirviera de intermediario con el empresario José Ana Pérez Labajos para que la concejal del PSOE en 2001 Herminia Gil, que votó a favor de la compra del frente de la playa, pudiera adquirir un inmueble en la ladera de San Andrés a un precio muy reducido comparado con el resto de los inmuebles de su entorno.

La policía sospecha que muchos de los viajes que realizó Zerolo al extranjero como el que hizo a Cuba no tenían precisamente un fin exclusivamente de ocio sino que escondían la intención de cerrar algún negocio. Se da credibilidad a las informaciones que apuntan a que al exalcalde le regalaron un piso en Las Torres, un ático de lujo en el edificio Beleyma, que invierte el dinero en Brasil donde al parecer tiene un hotel o en Gambia. Los resultados de las investigaciones, según la policía, “son coincidentes con lo manifestado por las fuentes confidenciales”.

Anuncios

Entry filed under: CORRUPCIÓN URBANÍSTICA, EMPRESARIOS CORRUPTOS, POLITICOS CORRUPTOS, TENERIFE.

CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (I) CASO LAS TERESITAS, CORRUPCIÓN DE TOMO Y LOMO (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Páginas

Entradas recientes

Blog Stats

  • 92,105 hits

A %d blogueros les gusta esto: