JAIME CORTEZO MASSIEU, HOYA POZUELO Y SUS CONEXIONES CON CC Y EL CCN

3 octubre, 2011 at 8:53 Deja un comentario

Según artículo publicado el 3 de octubre de 2011 en Canarias Ahora bajo el título “SE ABRE PROCEDIMIENTO ABREVIADO POR PRESUNTA ESTAFA EN HOYA POZUELO.La juez impone casi 5,5 millones de fianza a Jaime Cortezo y su esposa”, escrito por la redacción del periódico digital:

Se les atribuye estafa, falsedad en documento público y alzamiento de bienes. Otra acusada, Juana Rosa Fuentes, tendrá que depositar 321.000 euros.

La juez Ana de Vega, titular de Instrucción 5 de Las Palmas de Gran Canaria, ha fijado en casi seis millones de euros las fianzas que habrán de depositar este lunes los tres imputados por la presunta estafa en la promoción inmobiliaria de Hoya Pozuelo, en Telde. El promotor inmobiliario Jaime Cortezo Massieu deberá depositar una fianza de 3.221.240 euros, mientras que su esposa, Elena del Castillo Machado, tendrá que hacerlo por importe de 2.225.000 euros. Una tercera persona imputada, la abogada Juana Rosa Fuentes Suárez, deberá depositar 321.925 euros. Se trata de una fianza con la que los acusados habrán de hacer frente a las posibles responsabilidades civiles que se deduzcan de este procedimiento, que pasa ahora a convertirse en procedimiento abreviado, el paso previo a la celebración de un juicio en la Audiencia Provincial de Las Palmas.

La acusación particular atribuye a los imputados la presunta comisión de los delitos de estafa, falsedad en documento público y alzamiento de bienes.

La magistrada, que archivó la causa hace meses pero que se vio a continuación obligada a reabrirla al decretarlo la Audiencia Provincial, ve indicios de delito en los tres imputados, al tiempo que ha decretado el sobreseimiento provisional respecto a otras tres personas para las que las partes no han formulado acusación de ningún tipo. Por lo tanto, desde ahora quedan fuera del procedimiento Antonia de Fátima Squaliga, Francisca Hernández Negrín y Victoria González Santana.

La presunta estafa en la urbanización Hoya Pozuelo, en Telde, se detectó cuando la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN), dependiente del Gobierno de Canarias, abrió expediente por infracción grave al detectar que parte de los chalets construidos por la promotora de Jaime Cortezo invadían zona de protección de Costas. Tras una larga tramitación, la APMUN ordenó el derribo de más de una docena de esas viviendas, algunas de modo total.

Los compradores afectados iniciaron paralelamente un proceso penal por entender que el promotor Jaime Cortezo había vendido esos chalets teniendo conocimiento de la ilegalidad en que se encontraban y de la apertura de un expediente administrativo que finalmente ha concluido con una orden de demolición.

Cortezo ha mantenido que los compradores adquirieron esas propiedades conocedores de su situación de ilegalidad. Para sostener esta tesis incluso hizo declarar como testigo al ex consejero del Gobierno Julio Bonis, que también ha sido denunciado por una afectada que grabó una conversación en la que confesaba haber mentido para proteger a su amigo Jaime Cortezo.

A partir de ahora se abre un plazo de diez días para que las partes presenten sus escritos de acusación y de defensa.

Curioso este empresario tiene conexiones con Coalición Canaria. ¿Será de los donantes para la campaña electoral de dicha formación?.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 12 abril de 2011 bajo el título “TAMBIÉN A SU ESPOSA, ELENA DEL CASTILLO, Y TRES IMPUTADOS MÁS.La juez manda a juicio a Cortezo por estafa en Hoya Pozuelo”:

La Audiencia había revocado el sobreseimiento de la causa al apreciar que “en la conducta del acusado se dan elementos objetivos y subjetivos del delito de estafa” por vender dúplex que invaden dominio público.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción 5 de Las Palmas de Gran Canaria, Ana Isabel de Vega Serrano, ha decretado la apertura de juicio oral contra el promotor inmobiliario Jaime Cortezo Massieu, su esposa Elena del Castillo Machado, y otros tres imputados más por los delitos de estafa y falsificación de documento público en la venta de dúplex de Hoya Pozuelo, viviendas sujetas a una orden de derribo por parte del Gobierno de Canarias al invadir dominio público marítimo-terrestre.

La instructora del caso abierto contra Cortezo Massieu, su esposa, Juan Rosa Fuentes Suárez, Francisca Hernández Negrín y Victoria González Santana, como supuestos autores de estafa a los compradores de las viviendas ilegales en la costa de Telde, responde así a la orden de la Audiencia Provincial, de 2 de marzo pasado, de revocar el sobreseimiento de la causa y continuar la tramitación de las diligencias previas 3142 / 2006, al apreciar la Sala que “en la conducta del acusado se dan elementos objetivos y subjetivos del delito de estafa”.

El auto de Instrucción 5, fechado el 5 de abril, abre el procedimiento abreviado contra el promotor de Hoya Pozuelo, deja sin efecto su archivo -para el cual fue clave la declaración falsa como testigo de Julio Bonis, ex consejero del Gobierno canario- y da traslado al ministerio fiscal y a las acusaciones particulares personadas -casi una ventena de propietarios afectados por la orden de derribo de sus casas- para que en el plazo de diez días formulen su correspondiente escrito de acusación.

La Sección Sexta de la Audiencia, con el magistrado Salvador Alba de ponente, había dejado claro en el auto de marzo que el promotor inmobiliario, dueño de la emisora 7.7 Radio y del Islote del Francés, en Arrecife, “el querellado señor Cortezo procede a vender la mayoría de las viviendas que se encontraban afectadas por expediente sancionador de Medio Ambiente y Urbanismo, así como por orden de demolición, una vez se había dictado sentencia de la Sala de lo Contencioso confirmando la resolución de la Administración en este sentido”.

En el auto de la Audiencia que ahora acata Instrucción 5 se rechazó el argumento de la magistrada instructora de que los compradores debieron conocer esas circunstancias por la prensa. Fuera “o no dada a conocer por los medios de comunicación, [la orden de demolición] fue ocultada por el vendedor a los compradores, pues al manifestar que las viviendas estaban libres de cargas y gravámenes, se faltaba a la verdad deliberadamente”.

Entendía Salvador Alba y así ha prevalecido que “el engaño debe entenderse como ardid u ocultación maliciosa de la verdad” e invoca “la lógica más básica que nos dice que nadie adquiere una vivienda por más de treinta millones de las antiguas pesetas si sabe que sobre ella pesa una orden de demolición”.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 15 de marzo de 2011 bajo el título “LA SALA REVOCA EL SOBRESEIMIENTO DICTADO HACE UN AÑO EN FAVOR DE JAIME CORTEZO. La Audiencia ordena que se juzgue al promotor de Hoya Pozuelo por un delito de estafa”:

El promotor inmobiliario, dueño de 7.7 Radio, ocultó que los dúplex estaban sujetos a una orden de demolición, según el juez Salvador Alba.
“En la conducta del acusado se dan elementos objetivos y subjetivos del delito de estafa”. Esta afirmación y otras de similar contundencia pueblan el auto de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas por la que se revoca el sobreseimiento de la causa que se seguía en Instrucción 5 contra el promotor inmobiliario Jaime Cortezo Massieu y se ordena la incoación de procedimiento abreviado para que se celebre juicio oral.

El empresario, propietario de la emisora 7.7 Radio y del islote del Francés, en Arrecife, tendrá que responder por lo tanto ante la reclamación masiva de una docena de propietarios de dúplex de la urbanización Hoya Pozuelo, en Telde, vendidos cuando ya era firme una sentencia que ordenaba la demolición de casi todos ellos por invadir zona de protección afectada por la Ley de Costas.

La resolución, de la que actuó como ponente el magistrado Salvador Alba, ordena la celebración de juicio oral, “donde se desplieguen los medios de defensa precisos para demostrar la actitud leal y verdadera que mostró el querellado para con los compradores y la ausencia de ese engaño que, insistimos, debemos suponer ante las evidentes circunstancias del caso”.

El ponente es extremadamente duro con el comportamiento del empresario promotor, por entender que “el querellado señor Cortezo procede a vender la mayoría de las viviendas que se encontraban afectadas por expediente sancionador de Medio Ambiente y Urbanismo, así como por orden de demolición, una vez se había dictado sentencia de la Sala de lo Contencioso confirmando la resolución de la Administración en este sentido”.

En el auto se rechaza el argumento de la magistrada instructora, Ana de Vega, de que los compradores debieron conocer esas circunstancias por la prensa. Fuera “o no dada a conocer por los medios de comunicación, [la orden de demolición] fue ocultada por el vendedor a los compradores, pues al manifestar que las viviendas estaban libres de cargas y gravámenes, se faltaba a la verdad deliberadamente”.

Entiende Salvador Alba que “el engaño debe entenderse como ardid u ocultación maliciosa de la verdad” e invoca “la lógica más básica que nos dice que nadie adquiere una vivienda por más de treinta millones de las antiguas pesetas si sabe que sobre ella pesa una orden de demolición”.

Por todo ello, la Audiencia Provincial revoca el sobreseimiento dictado por la juez instructora y le conmina a que concluya la instrucción e incoe procedimiento abreviado para la celebración de juicio oral.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 20 de junio de 2010 bajo el título “TRES PIEZAS FUNDAMENTALES PARA NO HALLAR ”INDICIOS SUFICIENTES” DE ESTAFA A LOS COMPRADORES. Bonis, la palabra de Cortezo y la prensa, claves de Hoya Pozuelo”:

El auto de archivo se apoya en que el testigo amañado del promotor hizo saber a un comprador el problema administrativo de sus viviendas.
“A esto debe añadirse la declaración testifical ofrecida por el Señor Julio Bonis, respecto a la adquisición de una vivienda por el Señor […], manifestando que este era conocedor de la existencia de un problema en relación a esa promoción, y que ese problema pese a no recordar de qué se trataba, era conocedor el Señor […]”.

El auto de sobreseimiento provisional de la causa por estafa de Jaime Cortezo, su esposa Elena del Castillo y otras cuatro personas más ligadas a Hoya Pozuelo SL, se apoya en la declaración testifical del ex consejero del Gobierno de Canarias y amigo personal del promotor, Julio Bonis Álvarez, quien el 2 de junio de 2008 vino a decir ante la juez de Instrucción 5, Ana Isabel de Vega Serrano, que un comprador de viviendas supieron por él de la existencia de un “problema administrativo” que pesaba sobre las mismas.

La declaración del testigo, que un año después reconocía haber mentido a la juez y por ello ha sido denunciado por falso testimonio en una denuncia que tramita el juez de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Tomás Martín, indica que Julio Bonis mantenia amistad tanto con el promotor, Jaime Cortezo, como uno de los compradores.

Recoge la declaración que el comprador pidió a Julio Bonis su intermediación para que hablara con Cortezo por el interés que tenía en adquirir una vivienda a buen precio. Y recuerda que habló con el comprador “de la existencia de algún problema de esas viviendas, pero no recuerda qué tipo de problema era”, además de afirmar que “conocía los problemas administrativos de Hoya Pozuelo por lo que salía en prensa”.

El auto de 27 de julio de 2009 -recurrido ante la Audiencia Provincial de Las Palmas por los querellantes, catorce propietarios de viviendas de Hoya Pozuelo afectados por una orden gubernamental de derribo– recoge que no existen “indicios suficientes” de la existencia de un engaño por parte de Jaime Cortezo a los compradores de viviendas de su promoción.

La juez fundamenta esa falta de indicios tanto en la declaración testifical de Julio Bonis como en la propia palabra del querellado, según él desconocedor del expediente de derribo en un primer momento, a la hora de vender las primeras viviendas, y que a raíz de tener conocimiento del mismo lo comunicó a todos y cada uno de sus compradores, siempre dispuesto a encontrar una solución al problema, ya fuera devolviendo el dinero o gestionando una salida al expediente ante la Administración.

Y a diferencia del valor dado a la palabra de Jaime Cortezo, avalada por “empleados” y dos directivos del Deutsche Bank, la juez resta veracidad a la declaración de quien fuera socio del promotor, Arencibia -ya fallecido-, denunciante de la invasión de dominio público de Costas de las viviendas que se construían y se vendieron con posteriodad a esa denuncia.

Descarta la juez la palabra de Arencibia y que “haya existido una maquinación engañosa para lograr la firma de los compradores” porque su denuncia no significa que de ella tuviera conocimiento Cortezo, “sino su abogado”, y su testimonio “debe ser tomado con gran cautela, teniendo en cuenta la animadversión proferida contra el querellado”.

También el auto hace referencia a recortes de prensa de la época que vendrían a demostrar que los compradores sabían de la existencia de un expediente de derribo abierto por parte de la Administración y que, por tanto, no fueron engañados por Cortezo, que les transmitía su intención de evitar la orden de derribo.

“Esa voluntad de resolver favorablemente la situación creada, no puede entenderse como un engaño de los requeridos en el tipo penal, sino una simple esperanza, en la que los distintos compradores pueden o no aceptar, pero desde luego no pueden manifestar que esa promesa era un engaño, pues no resultaba certera”, indica el auto de sobreseimiento recurrido ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 18 de junio de 2010, bajo el titulo “DICE QUE CORTEZO LE RECRIMINÓ QUE CON SU DECLARACIÓN ”POR POCO ME LO ECHAS ATRÁS”. Julio Bonis: ”¡Querían meter en la cárcel a la mujer de Jaime!”:

”¡Dicen que en la Justicia los burros vuelan!” – “¡Claro que me utiliza!”, confiesa el testigo amañado de Hoya Pozuelo.
10 de diciembre de 2009. En unos grandes almacenes. Han pasado ya tres meses desde que Bonis admitiera haber mentido a la juez como testigo de Jaime Cortezo en la querella por estafa del promotor de Hoya Pozuelo. Se tropieza con uno de los interlocutores que han aportado a la Justicia sus confesiones como testigo falso. Y esta vez el talante conciliador [“¡coño!…ahora tendrá que devolver el favor, le hemos quitado de un lío de puta madre”] da paso a la cruda realidad de quien ya asume la comisión de un delito para “que la mujer y el hijo de Jaime no fueran a la cárcel“.

El ex consejero del Gobierno de Canarias sigue recriminado a Jaime Cortezo las mentiras del promotor de Hoya Pozuelo: “Jaime me mintió por un lado y por otro lado me dijo que en mi declaración, cuando me intenté agarrar, dice…¡No…por poco me lo echas atrás!”. Pero admite que ha jugado un papel clave para salvarle de una condena por estafa, a él y a su esposa: “No…no sólo no sirvió, sino que por poco me lo echas atrás…pero…ya veo que él hace uso de ella [su declaración] constantemente y de mi cargo [de consejero del Gobierno durante las ventas de dúplex] y de todo”, como pieza clave de las contestaciones a los recursos presentados por los compradores de Hoya Pozuelo al auto de archivo de la juez.

Esta tercera conversación grabada a Julio Bonis se calienta más de la cuenta. El ex político de CC desprotica sobre el sistema judicial. “Esto es así. Cosas más gordas se han visto. ¡Dicen que en la Justicia los burros vuelan!”. Insiste en su participación clave en la instrucción llevada a cabo por el Juzgado. “¡Tú como comprenderás hay que echarles una mano! Es que les quieren meter en la cárcel…”. Y vuelve a admitir que declaró falsedades ante la juez. “¡Claro que me utiliza!…¡Claro para salvar a su mujer y su hijo!…¡Claro que me utiliza! Y yo me dejo utilizar, igual que me dejaría utilizar para salvarte a tí, de ir a la cárcel”.

Los pasajes más sustanciales de esta tercera confesión del testigo Julio Bonis Álvarez, en manos del Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria mediante una denuncia por falso testimonio, son los siguientes:

J.: Mira…eso está claro. Vosotros tenéis la razón, pero la Justicia es así.

C.: Pero ¿Por qué?

J.: Bueno. Porque lo que te parece a tí. Luego hablamos…esto es así. Cosas más gordas se han visto. ¡Dicen que en la Justicia los burros vuelan! […]

C.: ¡Pero Julio! Jaime te dice, tú sabes perfectamente que tú fuiste a hablar con Jaime y…

J.: Jaime me mintió por un lado y por otro lado me dijo que en mi declaración, cuando me intenté agarrar, dice…¡no…por poco me lo echas atrás!

C.: Pues mira…

J.: No…no sólo no sirvió, sino que por poco me lo echas atrás…pero…ya veo que él hace uso de ella constantemente y de mi cargo y de todo. […]

J.: Lo que pasa…lo que pasa y no quiero hablar mucho de eso, es que vosotros íbais contra Elena [del Castillo, esposa de Jaime Cortezo Massieu].

C.: ¡Que no..! Nosotros no. […]

C: El día 1 de julio de 2007, que nunca se me olvidará en la vida, que fuiste a testificar y me dijiste lo que me dijiste, sabiendo que no era cierto, me dijiste…

J.: No…no.

C.: Te llevé al aeropuerto…

J.: Y dije…bueno…¡Eso de que no era cierto!…Eso es de lo que se queja Jaime, que por poco le hundo el…¿Tú leíste literalmente lo que yo dije? […]

J.: Porque parece ser que soy yo el culpable de todo eso. ¡O sea! ¿soy yo el culpable? Porque si soy yo el culpable me enfado y punto.

C.: No te enfades conmigo.

J.: El culpable es Jaime…

C.: Ha hecho uso de ti, ¿Tú me dijiste…?

J.: No, ¡Mira! Ha hecho uso de mí….

C.: No, no, tú me lo dijiste.

J.: ¡Vamos a ver!..Yo te dije…porque ¡Yo lo que he intentado que vosotros no tengáis problemas!…Por otra parte vosotros habéis hecho lo que habéis querido y a mi me parece bien, habéis ido a intentar defender vuestros intereses…¡de acuerdo!, yo no hubiera ido por esa línea, pero vosotros lo habéis hecho y a mí, el abogado y los abogados os han dicho y os han aconsejado y os han requeteaconsejado…Yo me alegro. Yo no he dicho nunca nada, sé que dije que no veía yo esa línea como la mejor para defender vuestros intereses ¿Por qué?…porque ahí, ya…porque cuando tú metes al hijo de Jaime, a la mujer de Jaime ¡Qué tú no la metes!…Pero la meten, el hecho es que lo meten. ¡Tú como comprenderás hay que echarles una mano! Es que les quieren meter en la cárcel[…]

J.: ¡Tú has perdido una demanda donde querían meter en la cárcel a la mujer de Jaime y al hijo de Jaime! ¡Por qué! ¡Yo voy a declarar!

C.: Julio, ¡Yo no he dicho eso!, yo lo que he dicho es que él te utiliza.

J.: ¡Claro que me utiliza!…¡Claro para salvar a su mujer y a su hijo!…¡Claro que me utiliza! Y yo me dejo utilizar, igual que me dejaría utilizar para salvarte a tí, de ir a la cárcel.[…]

J.: (minuto 99:06)…¿Por qué la abogada no me hace preguntas cuando yo voy a declarar?…Y especifica, porque yo dejé muy abierto el tema, dije…yo no recuerdo, yo eso no…¿qué fue lo que el abogado de Jaime pretendía que dijera? Que sí, que efectivamente yo había dicho eso, y yo dije que no recordaba, que no sabía…[…]

J.: Y…ese tema te he dicho que tranquila, que tú no te vas a ver en la calle…¡No te vas a ver en la calle…ya está…y ese es el tema…y ¡bueno!…una discusión con Jaime de cojones…¡que me mintió!, Jaime…porque me dijo unas cosas que luego tú me demostrastes que eran mentira…y yo se lo dije a Jaime. […]

J.: ¡O sea! Porque yo fuera a declarar para que la mujer de Jaime y el hijo de Jaime no fueran a la cárcel…¿Qué es lo que quieres […] que haga yo? […]

C.: Pero…si yo…no te hecho la culpa ¡Julio! Te digo que te ha utilizado, ¡sabe que tenemos buena relación!

J.: ¡Vale! Claramente, ¡me está utilizando claramente!..[…]

J.: Yo lo que tengo claro ¡venga!…yo te lo voy a decir más claro…¡por que te estás llevando un disgusto…un disgusto muy gordo!…Tú tienes la razón ¡vale!…Jaime fue un hijo de puta, porque Jaime conocía la situación del piso…lo que pasa…es que Jaime se creía que este tema, él lo iba a arreglar…y no lo arregló…¡y no lo arregló!…si salió…lo que salió…porque el hijo de puta de Pedro […] le metió el lío…y salió. ¡Y lamento mucho el tema este, cómo te estás poniendo…!…¡Vamos! Que me estoy empezando…¡Vamos a ver!…

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 17 de junio de 2010 bajo el título “HOYA POZUELO / ”A MÍ JAIME ME LLEVÓ PARA QUE DIJERA QUE YO CONOCÍA EL PROBLEMA”.Bonis confiesa haber mentido a la juez como testigo de Cortezo.

”Yo no lo sabía”, dice sobre la orden de derribo. “Si queréis que vaya a declarar…esta vez mi declaración sería otra” – ”Me ha sacado a mí, y encima una testificación, que probablemente haya sido la más imbécil…”.
Agosto de 2009. Julio Bonis, ex consejero del Gobierno de Canarias y amigo personal del promotor de Hoya Pozuelo, Jaime Cortezo, ya ha mantenido el almuerzo que un mes atrás concertó con el empresario imputado por un delito de estafa. “Le voy a decir: oye macho, te he echado un cabo cojonudo porque el auto [de archivo provisional de la causa] hace referencia a mí...”, aseguraba en julio de ese año en una grabación que obra ya en poder de la Justicia por falso testimonio.

Semanas después, Julio Bonis se reúne de nuevo con sus interlocutores. Y se ofrece sin tapujos a cambiar el sentido de su declaración favorable a Jaime Cortezo en el recurso que se sustancia en la Audiencia Provincial sobre la presunta estafa cometida por Cortezo y su esposa, Elena del Castillo, a la hora de vender los dúplex de Hoya Pozuelo.

“A mí Jaime me llevó para que dijera que yo conocía el problema, y yo dije que no lo recordaba”, se justifica Julio Bonis cuando, con el auto de archivo en la mano, sus interlocutores le recriminan la importancia que da la juez a su declaración para favorecer los intereses de Jaime Cortezo en la querella presentada por un grupo de compradores.

Ya no puede ocultar más su falso testimonio a sus interlocutores y, en esa misma reunión, se ofrece a declarar en el recurso como testigo, en sentido totalmente contrario a su testificación ante la juez de Instrucción 5 de Las Palmas de Gran Canaria: que nunca advirtió a sus interlocutores del “problema administrativo” de derribo que pesaba sobre las viviendas que procedían a comprar. Y por tanto hubo engaño. “Yo no lo sabía”, confiesa.

“Pues mira te voy a decir una cosa. Si en el recurso la abogada pide mi declaración, como he visto que me ha mentido [Cortezo], claramente contad conmigo”, aseguraba Julio Bonis en esta segunda grabación a la que ha tenido acceso CANARIAS AHORA. El contenido más sustancial de la segunda confesión del testigo amañado de Jaime Cortezo es el siguiente:

A.: Julio…vamos a ver…como le dije a la abogada después de tantos papeles, un problema puede haber, pero no un derribo.

J.: ¡Claro…claro! […]

C: ¿Y qué pasa si vamos a juicio?…Porque tú no puedes mentir […] Julio, llévate el auto.

J: Yo me llevo el auto, yo dije que no recordaba qué, yo no he dicho nada…o qué te crees…oye.

C: Pues hacen referencia a tí.

J: Sí hacen referencia a mí, pero dice una cosa que yo no dije exactamente…no…dice eso que aunque no recordaba…interpreta la jueza…yo dije lo que dije.

A.: El auto es más duro que tu declaración.

J: A mí Jaime me llevó para que dijera que yo conocía el problema, y yo dije que no lo recordaba. […]

J.: Pues mira te voy a decir una cosa. Si en el recurso la abogada pide mi declaración, como he visto que me ha mentido claramente contad conmigo.

C.: Sí, sí. Yo se lo digo a la abogada.

J.: Dile que contad conmigo, ya que ha hecho referencia a mí el juez, porque yo he hablado con Jaime, Jaime ahora sí que no me puede decir nada…me ha mentido…[…]

J.: No…no…pero si él tiene razón en una cosa…cómo coño va a comprar […] si tiene una sentencia de derribo…eso no lo puede conocer…estaría loco…[…]

J.:..si queréis que vaya a declarar…esta vez mi declaración sería otra. […]

A.: Está claro Julio, sentencia en firme de derribo no recurrible de 28 de febrero del 2003 y nos vende el 1 de julio del 2003.

C.: No lo sabías…

J.: No…yo no lo sabía.[…]

C.: Pues […] Julio…te ha metido a testificar…has tenido que mentir…para salvarlo y punto.

J.: Y me ha sacado  mí, y encima una testificación que probablemente haya sido la más imbécil, no recuerdo, no recuerdo nada, no recuerdo no se qué…y me saca a mí.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 16 de junio de 2010 bajo el título “HOYA POZUELO / EL EX CONSEJERO AUTONÓMICO, TESTIGO ‘AMAÑADO’ EN EL ARCHIVO DE LA ESTAFA. Julio Bonis sobre Cortezo: ”Ahora tendrá que devolver el favor”:

Su declaración, vital para evitar la condena al empresario y su esposa – Lo dice en una grabación en poder de la Justicia por falso testimonio – ”Le hemos echado un cabo a Jaime cojonudo”, según el ex líder del CCN.
El archivo de la querella por estafa al promotor de Hoya Pozuelo, Jaime Cortezo, y su esposa, Elena del Castillo, tiene truco. La juez de Instrucción 5 de Las Palmas de Gran Canaria no vio en julio de 2009 indicios de que el empresario hubiese engañado a los compradores de viviendas afectadas por una orden de derribo al invadir servidumbre de Costas. Y el testimonio de un amigo personal del empresario, Julio Bonis Álvarez, ex consejero del Gobierno de Canarias y alto dirigente de CC y del CCN, fue vital para ello.

Pero Julio Bonis se enfrenta desde esta semana a una denuncia por falso testimonio que ha entrado en el Decanato el lunes 14 de junio. En unas grabaciones reveladoras a las que ha tenido acceso CANARIAS AHORA, el ex consejero de Presidencia del Gobierno de Canarias reconoce a sus interlocutores haberse prestado al amaño, como prueba testifical en el Juzgado para declarar en favor de su “amigo” Jaime Cortezo, y decir a la juez instructora que al menos dos compradores supieron por él mismo que las viviendas “tenían un problema”, y por tanto Cortezo no engañó a los compradores de sus dúplex.

“Pues vamos a ver si te devuelve el favor de haber mentido y que ahora nos devuelva el tema”, le espeta uno de sus interlocutores a Julio Bonis en julio pasado, nada más conocerse el archivo provisional de la causa -recurrida ahora ante la Audiencia Provincial- y el sentido de su declaración favorable a Jaime Cortezo. Y Julio Bonis contesta: “Eso es lo que le dije yo a…eso fue lo que yo le dije, ¡coño!…ahora tendrá que devolver el favor, le hemos quitado de un lío de puta madre”.

En esta primera conversación grabada, en poder ya de la Justicia, Julio Bonis admite a sus interlocutores haber declarado en contra de ellos y haber tergiversado la realidad ante la juez, delito tipificado en los artículos 458.1 y 460 del Código Penal. Y se justifica: “¡Que tú hubieras hecho lo mismo, cojones, a ti te meten un amigo tuyo…”.

La primera de las confesiones de Julio Bonis Álvarez, realizada a la salida de su domicilio los últimos días de julio de 2009, es la siguiente:

C.: ¿Por qué declaraste en contra?

J. (Minuto 30.57): Porque me lo pi…bueno, en primer lugar porque me llamaron y tengo la obligación y en segundo lugar porque una vez que me llamaron, que no me lo dijo antes, sino cuando me citaron, me llamó Jaime, pero una vez que me citó en el Juzgado. […]

C: Has ido en contra del único patrimonio que tenemos.

J. …Y de todas formas, yo no dije eso en el Juzgado.

C: Pues…espérate para que lo compruebes.

J: Pues no digáis nada…pero ahí tenéis la defensa, porque tú tienes en tu casa mi declaración.

C. Tú entiendes mi postura de que yo esté…

J: Me han metido porque…¡Habéis entrado en una línea! […]

J: ¿Qué hubieras hecho tú, si a un amigo tuyo le meten en una estafa? Una, es una cosa penal.

C. Ya lo sé.

J: Ahora…yo no dije eso, ahora ¿puedo hablar yo? ¿Has terminado? Ahora imagínate que desagradable para mí verme en esta situación, tengo un amigo que es[…] de toda la vida, tengo otro amigo que es Jaime…[…]

J: Pero yo le tengo que echar una mano a Jaime, porque está…a vosotros también, porque está metida su mujer, tú hubieras hecho lo mismo, lo mismo hubiera hecho yo por […] y lo mismo […] por mí. Que la mano que le echo es ir a atestificar, que eso no lo digo yo…porque tú tienes mi testificación.

C:  Pero…pone lo mismo.

J: ¿Pone lo mismo?…¿Exactamente igual?

C: Sí, pone que eras conocedor…

J: ¡Pone eso!..

C: Sí, se me olvidó traerlo. Pone que tú sabías que había un problema administrativo…

J: Sí, pero eso había salido en prensa…

C: ¡Pero Julio! Vamos a ver tú crees que si yo se que la casa la van a tirar, ¿yo pago 50 millones de pesetas?

 J: Nooo…bueno…bien, si pone lo mismo, pone lo mismo, no hay nada que decir, ehhhh….no fue exactamente lo que dije, intenté decir y no decir, ¿tú me entiendes?

C: Pero ¿quién está pringado ahora mismo?

J: Yo le dije a […], digo vuestro tema…ahora coño, ya que le hemos echado un cabo a Jaime cojonudo...[…]

J: Yo voy mañana a comer con Jaime, entonces le voy a decir oye macho te he echado un cabo cojonudo porque el auto hace referencia a mí…[…]

J: Sí…Luis quería arreglar el tema de […], porque yo hablé con Luis.

C: Y le dijo que no, que no devolvía el dinero.

J: Bueno…eso era en un momento. Ahora se ha visto apurado y luego le hemos sacado del lío nosotros con la sentencia

C: Julio…pero ¿Por qué mentiste?

J: No mentí, yo no dije eso exactamente…

C: Y…¿Por qué lo transcriben así…?

J: Lo transcriben de una manera que no recordaba pero que yo sabía que había algún problema así, que fue lo que dije, pero sin hacer referencia a […].

J: No, no, el tema no es recurso…el tema es Jaime…

C: Pues…vamos a ver si te devuelve el favor de haber mentido y que ahora nos devuelva el tema.

J: Eso es lo que le dije yo a […], eso fue lo que le dije, ¡coño!…ahora tendrá que devolver el favor, le hemos quitado un lío de puta madre. […]

J: ¡Que tú hubieras hecho lo mismo, cojones, a ti te meten un amigo tuyo…

C: Yo no miento.

J: Pero no es mentira, es que yo no lo dije así.

C: Pues díselo a la jueza.

J: Claro…pero es que estaban…lo que pasa es que debían de estar en lo que estaban ¿sabes? Y han forzado, porque yo no dije eso. Me buscaron a mí para sacarlo del tema…

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 5 de mayo de 2010 bajo el título “LA AUDIENCIA NACIONAL DESESTIMA EL RECURSO DE CORTEZO DE REVISIÓN DEL DESLINDE. Los dúplex de Hoya Pozuelo invaden el dominio público de Costas”:

El Gobierno canario paralizó ”por prudencia” en 2006 el derribo de las viviendas ilegales a la espera de aclarar el contencioso promovido por el propietario.

La veintena de dúplex pendientes de derribo en la urbanización Hoya Pozuelo invade el dominio público de Costas y por tanto sigue siendo ilegal. Así se desprende de una sentencia de la Audiencia Nacional del 4 de marzo de este año, que desestima la pretensión del propietario de los terrenos, Jaime Cortezo, a través de su mercantil Javielcor SL, de revisar el deslinde marítimo terrestre en la costa afectada por la promoción de sus viviendas.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha rechazado el recurso interpuesto por Javielcor SL, contra una orden del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, de 13 de octubre de 2008, que desestimaba a su vez un recurso de reposición contra la resolución del Ministerio de 29 de mayo de 2007, que decidió archivar el expediente de investigación del deslinde instado por el también promotor de Hoya Pozuelo.

La solicitud de revisión del deslinde marítimo de 1985 pretendía evitar el derribo de los dúplex declarados ilegales por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con una nueva cota de la ribera del mar exterior frente a la urbanización Hoya Pozuelo. En 2006, el Gobierno de Canarias decidió “por prudencia” no ejecutar la sentencia de derribo del TSJC a la espera de aclarar el contencioso promovido por el propietario de los terrenos ante Costas.

Ahora, la Audiencia Nacional da la razón a Costas en el archivo del expediente de investigación del deslinde marítimo. Costas consideró en 2007 irrelevantes los estudios de mareas presentados por Javielcor SL, ya que no tenía en cuenta el alcance de las olas. Los informes particulares del solicitante se limitaban a situar el límite interior de la pleamar, sin determinar el alcance de las olas, por ejemplo, en periodos de temporales.

En la sentencia, la magistrada Elisa Veiga Nicole indica que Javielcor SL “no alega que se haya alterado la configuración del dominio público sino que considera que el límite interior de la ribera de mar no coincide con el límite interior del dominio público marítimo terrestre y, por lo tanto, debe reflejarse esta última en un nuevo deslinde. Para justificar su pretensión ha aportado una serie de informes que resaltan que entre los mojones 17 a 24 el agua del mar no alcanza los mojones en las situaciones de máxima pleamar viva equinoccial”.

Sin embargo, la magistrada ponente desmonta esta tesis mediante la Ley de Costas, cuyo artículo 3.1 concluye que “la línea de pleamar máxima viva equinoccial no es, necesariamente, el límite interior de la ribera del mar, pues ésta puede extenderse hacia el interior para comprender el límite hasta donde alcanzan las olas en los mayores temporales conocidos y, en su caso, las playas o zonas de depósito de materiales sueltos, tales como arenas, gravas y guijarros, incluyendo escarpes, bermas y dunas, tengan o no vegetación formadas por la acción del mar o del viento u otras causas naturales o artificiales”.

De este modo en la sentencia se despeja la duda de si los terrenos ubicados entre los vértices 17 a 24 alegados por Javielcor son alcanzados por las olas en los mayores temporales conocidos. Mediante un reportaje fotográfico de diciembre de 2006 y un estudio técnico justiificativo de la ribera del mar, “contrariamente a la valoración que del mismo realiza el perito de parte”, la magistrada concluye que “se percibe con claridad” como el agua alcanza y sobrepasa varios mojones, e incluso charcos de agua en alguno de ellos, por lo que queda acreditado el correcto deslinde marítimo terrestre.

Supuestos errores de los vértices del deslinde de 1985

La sentencia también aborda los errores alegados por la mercantil de Cortezo respecto a la ubicación de los vértices del deslinde de 1985, debido a diferencias al suporponer los datos de los mojones existentes sobre el terreno y la poligonal dibujada por la coordenadas Lambert del deslinde.

El estudio técnico justificativo considera insignificantes las diferencias del mojón 6 al 16. A partir de este, la variaciones van de 0,57 a 1,15 metros, por lo que admite la magistrado el error de cálculo del deslinde aprobado en 1985 y alegado en el peritaje de parte de la mercantil de Jaime Cortezo.

Aún así, la juez de la Audiencia Nacional estima que los “errores detectados, en todo caso, no impidieron que la entidad recurrente pudiese identificar la línea de deslinde marítimo terrestre vigente, como resulta de la propuesta de modificación a la misma que se recoge en el informe y fotografías del señor Pelayo, fechado en septiembre de 2006 y obrante en el expediente administrativo”.

Según artículo publicado por la redacción de Canarias Ahora el 6 de mayo de 2010 bajo el título “LA AUDIENCIA NACIONAL CONFIRMA LA ILEGALIDAD DE HOYA POZUELO. A los vecinos no les ”sorprende” la sentencia”:

Lali Sánchez asegura que el promotor Jaime Cortezo “nunca” cuestionó que los terrenos “estén en zona de servidumbre”.
Lali Sánchez, representante de los vecinos de Hoya Pozuelo, ha asegurado que “no le sorprende” la reciente sentencia de la Audiencia Nacional según la cual la veintena de dúplex pendientes de derribo en la urbanización invade el dominio público de Costas y sigue siendo ilegal.

En declaraciones al programa El Correíllo de CANARIAS AHORA RADIO, Sánchez pidió al juez que lleva el recurso por la acusación de estafa contra el promotor Jaime Cortezo que “que se lea expediente administrativo”. Según los vecinos, la juez instructora que archivó la acusación en primera instancia “ignoró” este documento y se acogió exclusivamente a las pruebas presentadas por Cortezo, recortes de prensa que probarían “que la gente que compró esas casas tenía que saber que las iban a tirar”.

Respecto a la sentencia de la Audiencia Nacional, Lali Sánchez aseguró que Cortezo “nunca” cuestionó que los terrenos “estén en zona de servidumbre”, y tampoco “presentó recurso alguno” ante la Agencia de Protección del Medio, sino que defendió que ese organismo “no tenía competencia para dictar una resolución”.

“Silencio” entre las administraciones

Esta representante de los vecinos explicó que fue en 1999 cuando se realizó la primera denuncia contra estas viviendas, seguida por un pronunciamiento en 2000 de la Agencia de Protección del Medio y una sentencia en 2003 que decía “que se estaba invadiendo dominio público”.

Ya en 2000, prosiguió Lali Sánchez, se debió proceder al precinto de las obras pero “no se precintó nada” y en ese periodo “se terminan las casas y se venden”. Por eso los vecinos denuncian el “silencio, no sé si de complicidad o no” por parte tanto del Ayuntamiento de Telde como de la Dirección General de Costas y del Gobierno de Canarias.

La situación llegó al punto, señaló, de que “en el Registro de la Propiedad no figuraba absolutamente nada” en referencia a los problemas que presentaban estas viviendas, por lo que incluso “en 2006 se siguieron comprando”.

“Pedimos tener derecho a un juicio, ante la indefensión en la que hemos estado”, concluyó Sánchez.

Anuncios

Entry filed under: CORRUPCIÓN URBANÍSTICA, EMPRESARIOS CORRUPTOS, GRAN CANARIA. Tags: .

FECAM (FEDERACIÓN CANARIA DE MUNICIPIOS) LADRONES Y ATRACADORES DE FIRGAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Páginas

Entradas recientes

Blog Stats

  • 88,626 hits

A %d blogueros les gusta esto: