CASIMIRO CURBELO, EL CACIQUE DE LA GOMERA EN APUROS

11 septiembre, 2011 at 12:41 1 comentario

  • Según artículo publicado en El Confidencial el 7 de septiembre de 2011 bajo el título “EL CONFIDENCIAL DESTAPA EL PODER DEL POLÍTICO GOMERO: 3,5 MILLONES. El ex senador Curbelo acumula un patrimonio de 26 inmuebles con un sueldo de 3.500 euros”, escrito por Javier Chicote:

La prueba de que La Gomera es su cortijo la ha dado la titular del Registro de la Propiedad de la isla, María Tenza, que se ha negado a facilitar la información sobre las propiedades de Curbelo a todo aquel que la ha solicitado, algo insólito. Pese a ello, El Confidencial ha logrado certificar veintiséis propiedades inmobiliarias a nombre del ex senador y de las tres empresas que controla junto a su esposa, Remedios Montañez.

La joya de la corona de su patrimonio es un piso en San Sebastián de La Gomera de 256 metros cuadrados, concretamente en el número 10 de la Avenida Quinto Centenario, justo encima de la sede de la Administración Tributaria de Insular. Curbelo y su esposa lo compraron en régimen de gananciales en julio de 2002 y no está hipotecado. Su valor actual supera el medio millón de euros.

El matrimonio también es dueño de un apartamento de 60 metros cuadrados en la misma planta. En la calle Profesor Armas Fernández, donde se encuentra la sede del gobierno insular, Curbelo posee un local comercial  de 70 metros cuadrados adquirido en julio de 2007. Además, el político suma en ambos edificios, denominados Residencial Mar y Edificio Mango, siete plazas de garaje y cinco trasteros, escriturados entre los años 2000 y 2007.

Por otro lado, el matrimonio controla tres empresas –dos constructoras y una inversora- que, a su vez, suman otras nueve propiedades inmobiliarias, siete en la isla de La Gomera y dos en Tenerife, un piso de 110 metros cuadrados y un garaje con trastero sitos en San Cristóbal de La Laguna.

Curiosamente, las tres sociedades no presentan cuentas en el Registro Mercantil desde el ejercicio 2007, pese a que están obligadas a hacerlo por ley, pues siguen activas. Coincidiendo con las primeras acusaciones de un posible enriquecimiento ilícito y algunas pesquisas de la Fiscalía, Curbelo prefirió no volver a presentar las cuentas en el registro Mercantil. Se trata de Chewy West S.L., Argamul Gomera S.L. y Caculago Gomera S.L., todas domiciliadas en el piso de 256 metros cuadrados antes descrito. Las dos primeras fueran dadas de alta el 16 de enero de 1998 y la tercera el 25 de noviembre de 2003.

Según información del Registro Mercantil, Chewy West se dedicada a la “Compra, venta arrendamiento de todo tipo de bienes; promoción, ordenación y parcelación de terreno, la construcción en el más amplio sentido de la actividad”. A cierre de 2007 tenía contabilizados 889.000 euros en activos, la mitad en “inmovilizaciones materiales” y la otra mitad en “financieras”. Casimiro Curbelo es su administrador único, al igual que en el caso de Argamul Gomera, dedicada a la “realización de inversiones de carácter mobiliario o inmobiliario, ya sea directamente o través de participaciones en otras sociedades”.

Suma en activos la nada despreciable cifra de 1.149.842 euros, de los que casi 900.000 euros están en inversiones financieras. Por último, Caculago Gomera, que tiene dos inmuebles en la localidad gomera de Vallehermoso, registra unos activos de sólo 17.511,20 euros. La administradora única es la esposa del presidente, Remedios Montañez, y el objeto social es muy amplio, desde la creación de otras sociedades hasta actividades relacionadas con el transporte. Pero se trata de sociedades patrimoniales, destinadas a la tenencia de bienes, pues entre las tres no suman ni un solo empleado, ni actividad comercial.

Por valor de 3,5 millones de euros

Al margen de las islas, Casimiro Curbelo adquirió en junio de 2004 una vivienda de 100 metros cuadrados y una plaza de garaje en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada. Pese a que varias propiedades no han podido ser valoradas por la negativa del Registro, un cálculo muy conservador, basado en los baremos de empresas tasadoras, cifra en unos 3,5 millones de euros el valor de estos inmuebles, que no tienen en cuenta las cantidades que el matrimonio pueda tener en cuentas bancarias a título personal.

Curbelo renunció a su sueldo de presidente del Cabildo cuando obtuvo por primera vez el acta de senador, en 1993, un cargo por el que cobraba, cuando renunció el pasado julio, unos 3.500 euros mensuales brutos más 1.800 para gastos y alojamiento. Tras dimitir de la Cámara Alta por el escándalo de la sauna ha pasado a percibir 5.512,79 euros del Cabildo Insular. Pese a los gastos que genera una familia de cinco miembros, el político socialista ha conseguido acumular un capital inmobiliario nada desdeñable. Casimiro Curbelo es presidente del Cabildo desde 1991 y lleva dedicado a la política toda su vida profesional, desde 1982.

  • Según publicación del blog Fuerteventura Limpia utilizando un enlace de Canarias Semanal como fuente, el 30 de septiembre de 2011:

El periodista Javier Chicote logró certificar la existencia de 26 propiedades inmobiliarias registradas a nombre de Curbelo y tres empresas que controla junto a su esposa Remedios Montañez.

En San Sebastián de la Gomera Casimiro Curbelo disfruta de un fastuoso piso de 256 metros cuadrados, situado justo encima de sede de la Administración Tributaria Insular. Curbelo y su esposa lo compraron en régimen de gananciales en julio de 2002 y no está hipotecado. Su valor actual supera el medio millón de euros. El matrimonio posee, asimismo, otros apartamento de 60 metros cuadrados. En la calle Profesor Armas Fernández, donde se encuentra la sede del Gobierno insular, Curbelo tiene además un local comercial de 70 metros cuadrados adquirido en julio de 2007. En ambos edificios, el político socialista suma siete plazas de garaje y cinco trasteros, escriturados entre los años 2000 y 2007.
Junto a su esposa, Curbelo también controla tres empresas –dos constructoras y una inversora- que, a su vez, suman otras nueve propiedades inmobiliarias, siete en la isla de La Gomera y dos en Tenerife, un piso de 110 metros cuadrados y un garaje con trastero, sitos en San Cristóbal de La Laguna. Se trata de las empresas Chewy West S.L., Argamul Gomera S.L. y Caculago Gomera S.L., todas domiciliadas en el piso de 256 metros cuadrados antes mencionado. Las dos primeras fueran dadas de alta el 16 de enero de 1998 y la tercera el 25 de noviembre de 2003. Según las investigaciones realizadas por Chicote, estas tres sociedades no presentan cuentas en el Registro Mercantil desde el ejercicio 2007, a pesar de que se encuentran obligadas a hacerlo por ley. “Coincidiendo con las primeras acusaciones de un posible enriquecimiento ilícito y algunas pesquisas de la Fiscalía – apunta el periodista – Curbelo prefirió no volver a presentar las cuentas en el Registro Mercantil“.
Según información de este mismo registro, Chewy West se dedica a la “Compra, venta arrendamiento de todo tipo de bienes; promoción, ordenación y parcelación de terreno, la construcción en el más amplio sentido de la actividad”. A cierre de 2007 tenía contabilizados 889.000 euros en activos, la mitad en “inmovilizaciones materiales” y la otra mitad en “financieras”. El presidente del Cabildo de La Gomera es el administrador único de Chewy West, así como de Argamul Gomera, dedicada a la “realización de inversiones de carácter mobiliario o inmobiliario”. Argamul Gomera suma en activos la cifra de 1.149.842 euros, de los que casi 900.000 euros están en inversiones financieras. Finalmente Caculago Gomera, que posee dos inmuebles en la localidad gomera de Vallehermoso, registra unos activos de 17.511,20 euros. La administradora única de esta empresa es la esposa de Curbelo, Remedios Montañez, y su objeto social abarca desde la creación de otras sociedades hasta actividades relacionadas con el transporte. Las tres son, en cualquier caso, sociedades estrictamente patrimoniales destinadas a la tenencia de bienes, sin un solo empleado ni actividad comercial conocida.
Pero la lista de propiedades del ex senador Curbelo no se circunscribe al ámbito isleño. Más allá del Archipiélago el líder gomero del PSC-PSOE posee también una lujosa vivienda de 100 metros cuadrados y una plaza de garaje en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada, que adquirió en junio de 2004.
Aunque varias de las 26 propiedades que acumula Casimiro Curbelo no han podido no han podido ser valoradas por la negativa del Registro a proporcionar información sobre las mismas, un cálculo efectuado a la baja cifra la fortuna del político psocialista en más de 3,5 millones de euros. Es decir, más de 582 millones de las antiguas pesetas.
Casimiro Curbelo renunció a su sueldo de presidente del Cabildo cuando obtuvo por primera vez el acta de senador, en 1993. Un cargo por el que cobraba, cuando se vio obligado a renunciar el pasado julio, unos 3.500 euros mensuales brutos más 1.800 para gastos y alojamiento. Tras dimitir de la Cámara Alta por el escándalo provocado en su particular juerga madrileña ha pasado a percibir 5.512.79 euros del Cabildo Insular. Queda por aclarar, pues, la manera en la que el psocialista ha conseguido convertirse en todo un potentado, propietario de un considerable capital inmobiliario, contando exclusivamente con este salario. O quizá no sea necesario…
Según artículo escrito por D.E.Torres en La Opinión de Tenerife el 1 de noviembre de 2011 bajo el título “El juez acelera la causa de Curbelo. La Fiscalía halla indicios de cohecho en actuaciones urbanísticas del presidente gomero que implicarían a familiares. El juez lo llamará a declarar antes de fin de mes”:
El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, será llamado en tres semanas a declarar ante el juez de Primera y Instancia e Instrucción de San Sebastián de La Gomera, Álvaro Rodríguez Bernaldo de Quirós, como parte de las diligencias en las que se investiga al socialista por presuntos delitos de cohecho, informaron ayer fuentes judiciales.La pérdida de aforamiento desde el pasado mes de julio, una vez que Curbelo renuncia a su escaño en la Cámara Alta tras el escándalo del que fue protagonista en un local nocturno en Madrid, permite que sea ahora llamado a prestar declaración en el juzgado gomero en una causa en la que, en un principio, ni estaba siendo investigado ni la denuncia que se formula desde la Fiscalía iba contra él. De hecho, tendría como origen la investigación por la que desde 2007 está imputado por los delitos de prevaricación y tráfico de influencias el exconsejero de Política Territorial en el Cabildo y actual líder del Partido Popular en la Isla, Antonio Javier Trujillo Bernal.De la investigación en la que se implica a Curbelo por cohecho –delito que comete el funcionario público que acepta dádivas o promesas para la realización de algo en favor de un tercero– se inició en 2009 y en ella la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que emitió informe en febrero de 2010 y lo amplió con diligencias informativas posteriores en mayo pasado, deducen indicios de delito en los que estarían también implicados técnicos de la corporación insular, empresarios afines al ex senador y familiares directos.Estos habrían participado bien como beneficiarios, como agentes interpuestos o bien como actores necesarios para la recalificación urbanística de terrenos, merced a cambios en el Plan Insular de Ordenación o del Plan Territorial Especial de Desarrollo Turístico.Recalificaciones.

A través, supuestamente, de esas modificaciones interesadas en los planeamientos de terrenos en El Lamero (San Sebastián), El Machal (San Sebastián), Las Petroleras (Alajeró) y en áreas afectadas por la construcción de la vía la Travesía de Hermigua, la calificación de los mismos habría pasado de rústica a urbana para su uso turístico o residencial y su valor en el mercado, consecuentemente, se habría incrementado.El juez trata de determinar, de igual forma, el papel que juegan en la presunta trama tres empresas de la familia: Argamul Gomera, Caculago Gomera y Chewy West. En las dos primeras, según consta en el Registro Mercantil, la administradora única es la esposa de Curbelo: Remedios Díaz Montañez. En Argamul Gomera desde 2000 –dos años después de su constitución una vez su marido renunció a su favor– y desde 2004 en Caculago. Argamul es accionista al 100% de Caculago y viceversa.El administrador de Chewy West es desde 2005 el propio presidente insular. Su objeto social, señala el Registro Mercantil, es la “compraventa y arrendamiento de todo tipo de bienes; promoción, ordenación y parcelación de terreno y la construcción”. Con un capital social de 889.000 euros, fue creada en 2004 por el promotor urbanístico Fortunato Arteaga, también incurso en la investigación.Según artículo escrito por la redacción de Canarias Ahora el 23 de noviembre de 2011 bajo el título “OPERACIÓN TELARAÑA / ABIERTA UNA PIEZA SEPARADA DENTRO DE LA TRAMA DEL PRESIDENTE GOMERO. El juez investiga un cohecho del testaferro de Curbelo en Guinea”:
Por un contrato de obras de 37 millones de euros para construir prisiones en Bata libró un talón de 20.000 euros al ex cónsul en LPGC para hacérselo llegar al ministro de Justicia y Culto del país africano.

Fortunato Arteaga, el hombre de paja del presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo (PSC-PSOE), dentro de la trama de presunto cohecho que investiga el juzgado de la isla colombina, la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil en la denominada operación telaraña, también habría cometido un presunto delito de cohecho internacional con autoridades de Guinea Ecuatorial, según consta en una pieza separada del caso.

Tanto la Fiscalía Anticorrupción como el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de San Sebastián decidieron en mayo pasado desglosar del sumario principal la investigación desarrollada en la pieza separada 666 / 2010, que implica a Arteaga Castilla, hijo del conocido promotor y constructor de referencia en la isla, Ramón Arteaga Suárez, en el presunto intento de compra del ministro de Justicia y Culto de Guinea Ecuatorial.

En un auto judicial de noviembre pasado al que ha tenido acceso CANARIAS AHORA, el magistrado Álvaro Rodríguez Bernaldo de Quirós justificaba la orden de entrada y registro en las oficinas de Ramón Arteaga Suárez SL y en el domicilio particular de Fortunato, no sólo por sus vínculos en las presuntas operaciones ilícitas del ex senador socialista Casimiro Curbelo, sino también por el cohecho internacional detectado por la Guardia Civil.

Las investigaciones revelaron la relación que mantenía Arteaga Castilla, a través de uno de sus empleados en Las Palmas de Gran Canaria, con el cónsul ecuatoguineano hasta septiembre de 2010, Benjamín Mayé Ntutumu. El testaferro de Casimiro Curbelo y su empleado habrían logrado que el ex cónsul terciera ante el ministro de Justicia, Culto e Instituciones Penintenciarias de su país con el fin de lograr la adjudicación de la construcción de un grupo de prisiones en Bata, capital de Guinea Ecuatorial.

El contrato de la constructora gomera con el Estado africano asciende a 37 millones de euros, y para lograr su adjudicación, de las conversaciones interceptadas por los agentes se desprende que Fortunato Arteaga “ya libró un talón por importe de 20.000 euros que recibió el Sr. Mayé para, supuestamente, hacérselo llegar al Ministro de Justicia guineano, persona que, a cambio de dicha prestación. adjudicará las obras referidas”.

El constructor gomero, además, había alcanzado previamente un primer acuerdo por el cual pagó 19.200 euros a Benjamín Mayé, con el fin de que el ex cónsul crease una sociedad en Guinea Ecuatorial “y para ciertos gastos no determinados dirigidos a preparar la operación”.

Las pesquisas determinaron tras los registros efectuados en noviembre pasado la existencia de una sociedad en Guinea Ecuatorial con el nombre de Ecuatocanarias, participada por los hermanos Fortunato Segundo y Ramón Jorge Arteaga Castilla, además de dos guineanos de nombre Salvador Obiang Ngumea y Teodoro Ebang Ekuaga.

Fortunato Arteaga llegó a viajar al país presidido por Teodoro Obiang Ngema durante los primeros días de noviembre de 2010, y de aquel viaje señalan las investigaciones que “las operaciones siguen fructificando pues así se desprende las conversaciones mantenidas por el Sr. Arteaga al regresar de su viaje, en la que también se pone de manifiesto que D. Benjamín está realizando trámites con el Ministro de Guinea para poder introducir en el país la maquinaria de D. Fortunato sin tener que abonar gastos de aduana”.

Los resultados de la investigación de esta trama paralela dentro de la telaraña gomera arrojan que Fortunato Arteaga fue quien contactó con el ex cónsul y este le propuso el negocio ilícito, del cual se sigue el rastro de los movimientos bancarios realizados en una cuenta corriente cuyo titular es Fortunato Segundo Arteaga Castilla.

  • Según artículo escrito por la redacción de Canarias Ahora el 23 de noviembre bajo el título “FUE INTERPUESTO COMO ADMINISTRADOR ÚNICO DE UNA EMPRESA QUE ACABÓ EN MANOS DEL SOCIALISTA. Arteaga confesó su papel de ‘hombre de paja’ de Curbelo”:

Los presuntos delitos de cohecho que se atribuyen al presidente del Cabildo de La Gomera se fundamentan en recibir gratis participaciones en empresas a cambio de recalificar terrenos de estas.

Fortunato Segundo Arteaga Castilla ya ha evacuado en sede judicial, al menos una vez en diciembre de 2010, a raíz de la orden de entrada y registro del juez único de La Gomera tanto a sus oficinas como en su domicilio, dentro de la operación telaraña que investiga presuntos delitos de cohecho cometidos por el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo.

Y ante el magistrado Álvarez Bernaldo de Quirós, el promotor y constructor gomero admitió haber jugado el papel de testaferro en las empresas Chewy West SL y El Revolcadero SL, dos empresas en las cuales fue nombrado administrador único con unas ficticias participaciones en el accionariado de las mismas, propiedad real de Casimiro Curbelo. El ex senador está pendiente de declarar en calidad de imputado este mismo mes.

A finales de octubre se desvelaba parte de esta trama en varios digitales estatales, que sitúan a Casimiro Curbelo como principal artífice de la recalificación de terrenos en el planeamiento insular a cambio de presuntas dádivas, fundamentalmente en forma de participaciones de las empresas beneficiadas.

De Curbelo, la operación telaraña ha descubierto indicios de esos posibles delitos de cohecho en varias zonas de suelo en San Sebastián (El Lamero, El Machal) y Alajeró (Las Petroleras o El Revolcadero), así como en la denominada obra Travesía de Hermigua.

Una de las mercantiles en las que actuó de pantalla Arteaga es Chewy West, empresa que en realidad fue constituida por el promotor y médico Antonio Manuel Pérez y Pérez, que al entregarla con todo su patrimonio -valorado en unos 889.000 euros- a Curbelo por medio de una permuta, saldaba así un viejo litigio entre el doctor y el político desde 1998.

Arteaga Castilla confesó haberse prestado a ser el testaferro de Curbelo. En concreto, explicó en su declaración como imputado no detenido, el 3 de diciembre de 2010, que a petición de Pérez y Curbelo aceptó ser durante un tiempo administrador único de Chewy West SL, “porque las relaciones entre ellos no eran buenas”.

Sin llegar a realizar actividad ni gestión alguna en esa empresa, Arteaga Castilla explicó que él “era una persona en la que confiaban y no había riesgo de que vendiera, ni hiciera nada, en dicha sociedad”, refleja la declaración a la que ha tenido acceso CANARIAS AHORA.

También reconoció haber repetido la operación con la sociedad El Revolcadero SL. Casimiro Curbelo habló con él y este adquirió el 20% de las participaciones de la sociedad, “que costaban 20.000 euros, pero no pagué nada por ellas”, dijo.

  • Según artículo escrito por la redacción de Canarias Ahora el 23 de noviembre de 2011 bajo el título “TELARAÑA / PRESUNTO COHECHO DEL PRESIDENTE GOMERO. Curbelo recalificó un suelo rústico suyo para venderlo a Plasencia”

Un socio le regaló un tercio de un solar rústico para clasificarlo como turístico en el PIO y traspasarlo al presidente de los constructores.

Casimiro Curbelo, ex senador socialista y presidente del Cabildo de La Gomera, Felipe Hernández Rodríguez, único presidente del Cabildo de La Palma que ha tenido el PSC-PSOE, y Antonio Manuel Pérez Pérez, médico de la isla colombina dedicado a la compraventa de terrenos, fueron socios y amigos durante la década de los noventa.

Los tres tenían negocios juntos, siendo Curbelo el máximo referente del poder político en la isla colombina y Felipe Hernández, con posterioridad a la moción de censura que le descabalgó de la presidencia palmera, diputado nacional en las filas socialistas. Y uno de los casos de presunto cohecho investigado en la operación telaraña implica a los tres imputados por el juzgado único de La Gomera con la venta de una pieza de suelo recalificada a Antonio Plasencia, el constructor gomero presidente de la patronal tinerfeña.

Se trata de la pieza de suelo conocida como El Machal, en el municipio de San Sebastián, un suelo rústico común y de protección en el planeamiento de la capital desde 1992 que pasa a ser de uso turístico para explotación hotelera en el Plan Insular de Ordenación aprobado en 2010. Y de paso, la titularidad del suelo se traspasa, a cambio de “cien millones de las antiguas pesetas”, de una sociedad de Pérez, Curbelo y Hernández a la familia de Plasencia, a través de su hija María Eugenia.

Quien pone sobre la pista de este presunto cohecho consumado de Curbelo a la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción es, precisamente, su ex socio Antonio Pérez, con el que mantuvo fuertes desavenencias Curbelo hasta el punto de colocar a un hombre de paja para llegar a acuerdos opacos de transacción comercial.

Pérez Pérez señala a Curbelo en su declaración como imputado como partícipe directo en el delito, ya que primero, siendo alcalde de San Sebastián de La Gomera, Curbelo recomendó a Pérez la compra de esa pieza a la familia Luengo Barreto -abogado de Antonio Plasencia- “al surgir posibilidades de ser urbanizado”, pero para ello el médico debía cederle una tercera parte del suelo como condición que el terreno rústico pasar aa serurbanizable. El otro tercio del suelo sería para el socialista palmero Felipe Hernández.

Los investigadores del caso dan plena credibilidad a las declaraciones de Antonio Pérez, que llegó a aportar a la Guardia Civil varias casettes con grabaciones de conversaciones teléfonicas entre él y el propio Curbelo, en la que hablan abiertamente de la operación. En 2000, acordaron la venta del terreno, al surgir un comprador a través de Casimiro.

Consta en el sumario del caso que por imposición del comprador, Antonio Plasencia, los terrenos no debían estar a nombre del médico y socios de Curbelo, por lo que decidieron pasar toda la propiedad a la sociedad Zobeuros SL, propiedad del ex presidente del Cabildo palmero Felipe Hernández, en una especie de compraventa ficiticia sin abonar dinero alguno a la empresa vendedora, Nueva Gomera SL.

Lo cierto es que en octubre de 2000 terminó de fraguarse la operación, cuyo ilícito penal no lo centra la investigación en la compraventa, sino en “la existencia de un posible delito de cohecho consistente en el regalo (y decimos regalo porque así lo indica Antonio Pérez) de una tercera parte del terreno por porte de Antonio Pérez a Casimiro Curbelo para que éste, utilizando su influencia y su cargo político, pudiera lograr que ese suelo se reclasificase de rústico a urbanizable, con el consiguiente beneficio económico para todas las partes”.

A juicio de los responsables de la investigación, la venta del terreno a Tele Gomera SL -de los Plasencia- con una condición resolutoria que apunta a un compromiso de recalificación aparente ser “el método” de obtención de beneficios para los tres socios.

La fuerza instructora del caso no solo tiene indicios de cohecho por parte de Casimiro Curbelo a la vista de la declaración de su ex socio, el contenido de las grabaciones aportadas por el médico y la calificación del suelo en el Plan Insular de Ordenación, sino también de otro posible delito de tráfico de influencias.

Fue entonces cuando la condición de aforado del ex senador obligó a parar la investigación y remitirla al Supremo.

 

Anuncios

Entry filed under: CORRUPCIÓN URBANÍSTICA, LA GOMERA, POLÍTICOS, POLITICOS CORRUPTOS. Tags: .

EL CHALET ILEGAL DE ASTRID PEREZ (PP) Y DE MIGUEL PALLARÉS (FISCAL JEFE) SUELDOS DE L@S POLÍTIC@S DEL ORGANISMO AUTÓNOMO DE DEPORTES DE LA LAGUNA

1 comentario Add your own

  • 1. anónima  |  2 noviembre, 2011 en 12:19

    estoy anonadada…………..que verguenza

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Páginas

Entradas recientes

Blog Stats

  • 85,562 hits

A %d blogueros les gusta esto: